Como llegué hasta aquí.

Dos caminos se bifurcaban en un bosque y yo, tomé el menos transitado, y eso hizo toda la diferencia. Robert Frost*

Hace tiempo, cuando sentí la necesidad de comenzar a andar mis propios caminos, elegí el camino por donde ir. Y previo a comenzar a transitarlo dibujé un mapa que me guiara en el viaje.

Desde entonces, hubieron distintos caminos por los cuales transité, y el mapa fue variando de acuerdo a ellos. Pero las ideas de elegir por donde ir y trazar un mapa que me guíe, áun siguen intactas y operativas.

En ese mapa voy “trazando” las razones que me impulsan a emprender mis viajes: la emoción que me ponen en movimiento, el don natural o cualidad por la cual hacer una cosa me sale más fácil que hacer otra; la pasión por hacer una cosa determinada, y practicarla sin descanso y a su vez sin cansancio, y el legado que me gustaría dejar a mi paso.

En aquella primera vez, como también en cada nueva ocasión que debí, necesité y elegí cambiar el rumbo, inicié la tarea  trazado de mi mapa personal preguntándome:  ¿Qué me gusta hacer y me hace feliz hacerlo?; ¿Qué me sale realmente fácil de hacer de todo aquello que me gustaría hacer?; Que me gustaría experimentar?; ¿Que precio deseo pagar por dicha experiencia?; y ¿Qué implicancia puede tener en los demás el próximo paso que daré?.

Indefectiblemente, a través de los años, las respuestas a este tipo de preguntas afectaron mis objetivos, mis decisiones, mis relaciones, el uso de mi tiempo, …, pero además:

ME TRAJERON HASTA AQUI!

Daniel Olguin.

*Robert Frost (San Francisco, 1874 – Boston, 1963) Poeta estadounidense considerado uno de los fundadores de la poesía moderna en su país, por expresar, con sencillez filosófica y profundidad sentimental, la vida y emociones del hombre rural de Nueva Inglaterra. Estudió en la Universidad de Harvard. Desempeñó varios oficios, tales como maestro, hilandero, zapatero, granjero y editor de un periódico rural. En 1912 viajó a Inglaterra, donde contactó con poetas de fama, como Abercrombie y Edgard Thomas, publicando allí sus dos primeros libros, una colección de poemas y un conjunto de monólogos dramáticos.  Obtuvo un éxito inmediato y en 1915 regresó a Estados Unidos, donde ya era reconocido. Sus poemas reflejan la naturaleza ligada a las emociones de los hombres que la habitan, con un lenguaje sencillo que va tejiendo no obstante máximas o moralejas complejas. Su mundo es trágico pero a la vez, por efecto de una filosofía de la resignación o de una sabiduría elemental, lo trágico se disuelve en los acontecimientos naturales de la vida, con un leve sentido del humor.  Otra parte de su poesía es más personal e introspectiva, y en ella su mente se convierte en escenario de grandes batallas psicológicas, como si sus demonios lucharan contra el caos. Recibió cuatro veces el premio Pulitzer y ha sido reconocido como uno de los poetas nacionales, además de gozar de una amplia popularidad en varias generaciones de lectores. Junto con W. Whitman y E. Dickinson, está considerado el mayor poeta de Estados Unidos.

2 respuestas a Como llegué hasta aquí.

  1. abigail dice:

    la libertad es lomejor q podemos tener en la vida

  2. Eduardo dice:

    Your posting is abloeutsly on the point!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>