ELECTOR DE MIS CAMINOS.

Dos caminos se bifurcaban… tomé el menos transitado, y eso hizo toda la diferencia*

Cuando sentí la necesidad de comenzar a andar mis propios caminos, debí elegir uno por donde ir. Desde entonces, hubieron distintos caminos por los cuales transité. Pero la convicción de siempre intentar elegir por donde ir, aún sigue intacta.

Siempre me fue útil para decidir mi camino, estar atento y plenamente consciente de las emociones que me ponen en movimiento; mi motor nunca fue un razonamiento, porque un razonamiento podría ser excusa para explicar mi inacción. De mis cualidades personales por las que hacer una cosa me sale más fácil que hacer otra. Utilizando esos dones naturales como mis herramientas principales. De la pasión por hacer una cosa determinada, y que me lleva a practicarla sin descanso y a su vez sin cansancio.  Y del legado que me gustaría dejar, porque nada es para mi mismo.

Para ello he sido recurrente en cuestionarme: ¿Qué me gusta hacer y me hace feliz hacerlo?; ¿Qué me sale realmente fácil de hacer de todo aquello que me gustaría hacer?; ¿Qué me gustaría experimentar?; ¿Qué precio deseo pagar por dicha experiencia?; ¿Qué implicancia puede tener en los demás el próximo paso que daré?

Indefectiblemente, a través de los años, las respuestas a preguntas de este tipo, afectaron los caminos elegidos.

Daniel Olguin.

*Robert Frost (San Francisco, 1874 – Boston, 1963) Sus poemas reflejan la naturaleza ligada a las emociones de los hombres que la habitan. Recibió cuatro veces el premio Pulitzer  Junto con W. Whitman y E. Dickinson, está considerado el mayor poeta de Estados Unidos.

2 respuestas a ELECTOR DE MIS CAMINOS.

  1. abigail dice:

    la libertad es lomejor q podemos tener en la vida

  2. Eduardo dice:

    Your posting is abloeutsly on the point!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *