La SUERTE es PREPARACIÓN MÁS OPORTUNIDAD.

Las situaciones que surgen como oportunidades sólo son tales si las llegamos a ver. Para ello, habrá que estar preparados. Y para estarlo, tendremos que elegir y tomar decisiones en tal sentido.

Las disposiciones, intenciones y decisiones en nuestro vivir no son suerte.

Cuando decimos que tuvimos suerte, estamos ocultando nuestra historia de buenas elecciones que hicimos y las oportunidades que vimos y tomamos. Por ejemplo, las elecciones que nos llevaron a estudiar y trabajar para obtener una profesión que nos permitiera tener un buen vivir.

Claro que podemos llegar a este mundo en mejor o peor situación social. No lo podemos elegir. Pero al nacer, el modo de vida que no tocó, puede ser solo un punto de partida. Siempre podemos adaptarnos a la situación de origen o hacer con nuestra vida algo distinto. En cada momento de nuestro vivir podemos elegir qué modo de vivir deseamos, y es ese deseo el que guía cada paso que damos, y hacia dónde nos orientamos.

Los seres humanos nos orientamos en nuestro vivir y hacemos lo que hacemos mientras vivimos, según nuestros gustos, deseos y preferencias, y es desde estas emociones que generamos los mundos que vivimos. Empujándonos a la acción para subirnos al cambio constante, o manteniéndonos en la complacencia de la quietud a pesar de ese cambio.

Todo puede comenzar tomando consciencia de cómo estamos haciendo lo que estamos haciendo.

¡Piensa bien y saldrá bien!

D.O.

 

Fuente:
Dávila Yáñez Ximena Paz. (2021). Matríztica. http://comunidad.matriztica.org/?p=23736
Publicado en Con el cambio., Contagiando valores, Convivir, Ser Creativo | Deja un comentario

La “suerte” y el gran error anti creativo de creer que sólo unos pocos tienen talento.

“Los tipos con suerte, son quienes se negaron a asumir el gran error anticreativo: creer que sólo unos pocos superdotados tienen talento.” Ken Robinson.

Un día visitando un colegio vi a una niña de seis años concentradísima dibujando. Le pregunté: “¿Qué dibujas?”. Y me contestó: “La cara de Dios”. “Nadie sabe cómo es”, observé. “Mejor – dijo ella sin dejar de dibujar-, ahora lo sabrán”.

Todo niño es un artista porque todo niño cree ciegamente en su propio talento. La razón es que no tienen ningún miedo a equivocarse, hasta que el sistema les va enseñando poco a poco que el error existe y que deben avergonzarse de él. Claro que podría decirse que los niños también se equivocan si se compara el dibujo de esa niña con la Capilla Sixtina, pero si por ejemplo se la deja dibujar a Dios a su manera, esa niña seguirá intentándolo. El error en el colegio es penalizar el riesgo creativo.

Los exámenes estandarizados hacen exactamente eso. No es que hay que estar en contra de los exámenes, pero sí de convertirlos en el centro del sistema educativo y a las notas en su única finalidad. La niña que dibujaba nos dio una lección: si no estás preparado para equivocarte, nunca acertarás, sólo copiarás. No serás original.

¿Se puede medir la inteligencia? La pregunta no es cuánta inteligencia, sino qué clase de inteligencia tienes. La educación debería ayudarnos a todos a encontrar la nuestra y no limitarse a encauzarnos hacia el mismo tipo de talento.

Nuestro sistema educativo fue concebido para satisfacer las necesidades de la industrialización: o sea buscar y fomentar el talento sólo para ser mano de obra disciplinada con preparación técnica jerarquizada en distintos grados y funcionarios para servir al Estado moderno. Y si bien la mano de obra aún es necesaria. ¡La industrialización ya no existe! Estamos en otro modo de producción con otros requerimientos, otras jerarquías. Ya no necesitamos millones de obreros y técnicos con idénticas aptitudes, pero nuestro sistema los sigue formando. Así indefectiblemente aumenta el desempleo.

Pero se nos repite: ¡innovación! Y quienes la piden son los mismos que la penalizan en sus organizaciones, universidades y colegios. Hemos estigmatizado el riesgo y el error y, en cambio, incentivamos la pasividad, el conformismo y la repetición

Y no hay nada más pasivo que una clase en una institución educativa. Las clases son pasivas porque los incentivos para estar calladito y tomar apuntes que luego repetirá son mayores que los de arriesgarse a participar y tal vez meter la pata. Así que, tras 20 años de educación en cinco niveles que consisten en formarnos para unas fábricas y oficinas que ya no existen, nadie es innovador.

¿Cuáles son las consecuencias? Que la mayoría de los ciudadanos malgastan su vida haciendo cosas que no les interesan realmente, pero que creen que deben hacer para ser productivos y aceptados. Sólo una pequeña minoría es feliz con su trabajo, y suelen ser quienes desafiaron la imposición de mediocridad del sistema.

Los tipos con suerte, son quienes se negaron a asumir el gran error anticreativo: creer que sólo unos pocos superdotados tienen talento. Y ¡Todos somos superdotados en algo! Se trata de descubrir en qué. Esa debería ser la principal función de la educación. Hoy, en cambio, está enfocada a clonar estudiantes. Y debería hacer lo contrario: descubrir qué es único en cada uno de ellos.

La creatividad no viene en los genes. Es puro método. Se aprende a ser creativo como se aprende a leer. Se puede aprender creatividad incluso después de que el sistema nos la haya hecho desaprender.

Por ejemplo, en el instituto donde recibieron clases de música Paul McCartney y George Harrison, ¡el profesor de música tenía en su clase al 50 por ciento de los Beatles! Y nada. Absolutamente nada. McCartney ha explicado que el “profesor” es ponía un disco de música clásica y se iba a fumar al pasillo. Pero a pesar del colegio, fueron genios.

Observemos también: A Elvis Presley no lo admitieron en el club de canto de su colegio porque “desafinaba”. A Ken Robinson experto mundial en educación de la creatividad e innovación, un incapacitado motriz por efecto de la poliomielitis, en cambio lo admitieron en el consejo del Royal Ballet de Londres. ¡Una gran diferencia de fomentar y aprovechar talentos!

En el Royal Ballet, Robinson conoció a alguien que había sido un fracaso escolar a sus ocho años de edad. Era una niña incapaz de estar sentada oyendo una explicación. Era lo que hoy conocemos como una niña hiperactiva.

Aún no se había inventado el síndrome de hiperactividad o el de falta de atención, pero ya se habían inventado los psicólogos, así que la llevaron a uno. Y era muy bueno: habló con ella a solas cinco minutos; le dejó un radio sintonizado con música y fue a buscar a la madre a la sala de espera; juntos espiaron lo que hacía la niña sola en el despacho y… ¡estaba bailando! Pensando con los pies. Es lo que le dijo el psicólogo a la madre y así empezó una carrera que llevó a esa niña, Gillian Lynne, al Royal Ballet; a fundar su compañía y a crear la coreografía de Cats o El fantasma de la ópera con Lloyd Webber.

Si hubiera hecho caso a sus notas, hoy sería una frustrada. Sería cualquier cosa, pero mediocre. La educación debe enfocarse a que encontremos nuestro elemento: la zona donde convergen nuestras capacidades y deseos con la realidad. Cuando la alcanzas, la música del universo resuena en ti, una sensación a la que todos estamos llamados.

D.O.

Fuente: http://www.lavanguardia.com/. Nota a Sir Ken Robinson, experto que preconiza un sistema educativo que enseñe a innovar.
Publicado en Con la necesidad de Educar para un mañana distinto., Contagiando valores, Educar las Emociones, Textos Cátedras 2014 | Deja un comentario

La vocación se identifica.

Encontrar nuestra vocación es un proceso de identificación, no de elección.

El problema con la vocación es creer que está relacionada con la voluntad, el capricho o las ganas. Pero, la vocación ya está allí y se encuentra en la confluencia de nuestros dones, pasiones, y necesidades.

Todos nacemos con talentos o dones naturales, podemos dedicar tiempo a hacer lo que nos gusta, y tenemos necesidades que deseamos satisfacer. Pero, frecuentemente, terminamos alejándonos de nuestras verdaderas aptitudes porque damos por sentado que para alcanzar el mejor modo de vivir posible tenemos que seguir caminos convencionales y conocidos.

Cuando, si observamos bien, lo que hace especiales a las personas que alcanzan satisfacción personal por la vida que llevan, es que han identificado lo que les encanta hacer, que están haciéndolo, y que no se ven haciendo otra cosa distinta. Estas personas, reconocieron sus talentos y se ganan la vida haciendo aquello que les apasiona, no eligieron qué hacer, sino que identificaron lo que estaban hechos para hacer.

La práctica de observarnos es la tarea que debemos proponernos si deseamos hacer lo mismo. Observar lo que hacemos día a día señalará la dirección hacia la que debiéramos dirigir nuestra atención y energía. Y nos permitirá identificar nuestra verdadera vocación.

Detengámonos y pongamos atención en aquello que hacemos bien y que nos sale fácil hacer o que nos lleva poco esfuerzo. En lo que más nos motiva y qué es lo que más nos encanta hacer. Y en cuáles son las necesidades que deseamos resolver en nuestras vidas, procurando escuchar lo que dice nuestra voz interior al respecto. Esa es la tarea en que debemos empeñarnos. Lo demás, lo que buscamos, ya está allí. Solo habrá que identificarlo.

En la actividad que aprovecha nuestro talento, que alimenta nuestra pasión, y que surge de una necesidad que nuestra conciencia nos impulsa a responder, esta nuestra vocación.  

Piensa bien y saldrá bien!

D.O.

Publicado en Con la necesidad de Educar para un mañana distinto., Con la necesidad de innovación y creatividad, Contagiando valores, Hábitos de efectividad, la fuerza de la Intención, La Vocación -, Ser Creativo | Deja un comentario

“Los Imperdonables” Una pasión sobre ruedas.

Comparten la compulsión irrefrenable a sentirse libre, a disfrutar del viento en la cara, del polvo, de la lluvia, o del sol. Personajes apasionados que buscan vivir intensamente los momentos en que están en ese preciso lugar y en ningún otro lado.

Para “Los Imperdonables” todo encuentro vale, sea para compartir pocos kilómetros de distancia o para partir hacia la más elaborada travesía de grandes distancias por muchos días. Aunque varios traen consigo su devoción por “los fierros”, y por las motocicletas, no todos son entendidos en temas de motores o mecánicos, y algunos ni de cerca, pero coinciden en el gran gusto por las motos y en disfrutar de salir a andarlas. Y cuando es en grupo mucho mejor.

Cuentan que el nombre del grupo lo atribuyen al “error imperdonable” de conseguir una moto y salir a andar en ella con un amigo. Imperdonable porque lo hicieron en su mayoría sin tener experiencia previa y además porque ya no eran precisamente jóvenes.

Todo parece haber comenzado con uno de ellos, que cometió el “error” de conseguir la motocicleta de sus sueños, salir a andar en ella, y compartirlo con su vecino, que tentado hizo lo mismo con su propio similar sueño. El deseo se volvió cadena y así se fueron sumando otros amigos con nuevos sueños que se convirtieron en nuevas motos, y en nuevos amigos también soñadores. Todos con la misma intención de “equivocarse”.

Para definir lo que sienten nos dicen “es algo compulsivo que se renueva con cada salida y cuantas más veces salimos a andar, más queremos volver a hacerlo y más nos sentimos condicionados e influenciados a dedicarle tiempo a las motos y a las reuniones”.

En todos estos años “Los imperdonables” compartieron muchas y variadas experiencias de las que se consideran sanamente orgullosos. Desde las religiosas salidas semanales con extendidos almuerzos de camaradería, hasta los habituales viajes cortos de una o dos noches y viajes largos por el país y en el exterior. Sea practicando “touring” por la más asfáltica de las rutas; “trial” por el ripio que se presente; o “enduro” por los senderos menos recomendados posibles. Lo importante es esa compañía.

Nos cuentan que en el armado de viajes si suman tres ya se consideran listos para salir a cualquier parte, pero en general nunca son menos de seis. Dicen que disfrutan intensamente de la amistad y de no como un requisito para participar, sino como un propósito en sí mismo. De esa manera, más allá de los caminos que compartan, el objetivo es disfrutar juntos andando en sus motos.

Cuando se les pregunta por las razones de hacer lo que hacen, la mayoría coincide en que cuando suben a sus motos perciben una energía especial que los renueva, sienten que vuelven a ser niños disfrutando de su mejor juguete, usan sus mentes de forma no habitual colocándolos en un presente absoluto y hasta sienten que tienen la oportunidad de ser un poco “héroes” al ser desafiados por el riesgo que asumen para averiguar de lo que son capaces.

No obstante, les gusta pensar que no hay un sentido para lo que hacen, sino que simplemente es experimentar el hecho de estar haciéndolo, de modo que las experiencias de cada una de las salidas les repercutan lo suficientemente profundo como para sentir realmente el éxtasis de estar vivos.

Eso sí, ahora su lema es: lo imperdonable es perdérselo.

¡Piensa bien y saldrá bien!

D.O.

 

Nota original en: Country Magazine – Country Magazine
Dirección URL: ttps://countrymagazine.com.ar/component/content/article/91-artículos/entrevistas/136-los-imperdonables-pasion-sobre-ruedas?Itemid=437

 

 

 

Publicado en con la necesidad de Convivir, Contagiando valores, Convivir, Ser Amigable., Ser Feliz., Ser libre., Vivir el ahora | Deja un comentario

Conviene saber elegir.

“Entre estímulo y respuesta hay un espacio. En ese espacio reside nuestra libertad y nuestra facultad para elegir la respuesta. En estas elecciones residen nuestro crecimiento y nuestra felicidad.” Stephen Covey.[i]

“Jodido pero contento”[ii]

Gregorio o “ Goyo” como le decían sus amigos, siempre estaba de buen humor y siempre tenía algo positivo que decir. Aún pasando por lo que para cualquiera sería una gran dificultad, siempre se refería a su estado de ánimo como “mejor imposible” Además era un motivador natural. Si algún amigo o familiar tenía un mal día, Goyo estaba ahí para ayudarle a ver el lado positivo de la situación. Siempre había para Goyo un lado positivo de las cosas.

–  Una vez le pregunté como hacía para ser una persona positiva todo el tiempo.

–  Goyo respondió, “Cada mañana me despierto y me digo a mi mismo: “Goyo, tienes dos opciones hoy: puedes escoger estar de buen o de mal humor. Escojo estar de buen humor. Cada vez que sucede algo malo, puedo escoger entre ser una víctima o aprender de ello. Escojo aprender de ello. Cada vez que alguien viene a mí para quejarse, puedo aceptar su queja o puedo señalarle el lado positivo de la vida. Escojo señalarle el lado positivo de la vida.”

“Si, claro, pero no es tan fácil”, le dije.

–  “Sí, lo es”, dijo Goyo. “Todo en la vida es acerca de elecciones. Si observas bien cada situación, ésta se reduce a una elección que debes hacer. Tú eliges cómo reaccionas ante cada situación, tú eliges cómo la gente afectará tu estado de ánimo. Tú eliges estar de buen o de mal humor. En resumen, tu eliges como vivir tu vida.” 

–  Y agregó: “sólo tu puedes hacerlo, no esperes que nadie mas lo haga por tí. La elección es tuya”

Una vez en su trabajo Goyo tuvo un accidente. Por un descuido cayó desde una gran altura y quedó tendido en el piso con graves heridas y sin poder moverse. Rápidamente fue llevado de emergencia a un hospital y después de ocho horas de cirugía y varias semanas de terapia intensiva, felizmente fue dado de alta.

Recuerdo que me encontré con Goyo recién salido del hospital y cuando le pregunté cómo estaba, me respondió, “Jodido pero contento”.

Y seguidamente quise saber que pasó por su mente en el momento del accidente.

– A lo que Goyo Contestó,  “Cuando estaba tirado en el piso, recordé que tenía dos opciones. Podía elegir vivir o podía elegir morir. Y elegí vivir.”

–  “¿Pero…no sentiste miedo?”, pregunté.

–  Y Goyo  continuó, “Los médicos estuvieron muy bien, en la ambulancia no dejaban de decirme que iba a estar bien. Pero cuando me hicieron unos estudios para ver el estado de mis lesiones, pude notar las expresiones en sus caras, y realmente me asusté un poco. Camino al al quirófano pude leer en sus ojos que me consideraban casi muerto…. Y supe entonces que debía tomar una decisión”.

–  “¿Qué hiciste?”, insistí.

–  “Bueno”, me contestó Goyo, “uno de los médicos me preguntó si era alérgico a algo, y respirando profundo grité “Sí, a las alturas” y mientras reían, les dije, estoy escogiendo vivir, aún estoy vivo, ¡por favor opérenme como tal! “.

Goyo, vivió por la maestría de los médicos, pero sobre todo por su asombrosa actitud. 

El hecho de que Goyo fuera un albañil toda su vida, que no haya terminado la escuela primaria, y que hay tenido que trabajar en el campo desde muy niño para ayudar a mantener a sus nueve hermanos; no le impidió comprender y utilizar esta maravilloso don natural que todos poseemos por el hecho de Ser Humanos.

Daniel Olguin.

Tabaré Gómez Laborde, http://www.tabareonline.com. Conocido artísticamente como Tabaré. Dibujante autodidacta, humorista y caricaturista, autor de historietas, dibujos animados e ilustración de libros, y conocido especialmente en Latinoamérica por su tira “Diógenes y el linyera”, publicada ininterrumpidamente desde 1977 en el diario Clarín de Buenos Aires. Nacido en la ciudad de La Paz (departamento de Canelones) en Uruguay. Pasó por diversas actividades laborales hasta su ingreso en una agencia de publicidad en Montevideo, labor que definiría su carrera profesional. A partir de 1969 comienza a publicar trabajos en medios argentinos, país donde vive desde 1976. Su tira cómica Diógenes y el linyera lleva más de 9.000 ediciones en la contratapa del diario Clarín (Buenos Aires), Las aventuras de un linyera y su perro (Diógenes), con breves diálogos que siempre muestran una sátira de la realidad social y política desde la óptica de dos vagabundos urbanos.
[i] Stephen R. Covey Nació el 24 de octubre de 1932 en Salt Lake City (Utah, Estados Unidos). Reside con su esposaSandra, y su familia en Provo, Utah, que es en donde se encuentra La Universidad Brigham Young University que es precisamente donde el Dr. Covey enseñó antes de la publicación de su prestigioso libro “Los siete hábitos de la gente altamente efectiva”. Stephen Covey además es padre y abuelo, tiene nueve hijos y cuenta con cincuenta y dos nietos; recibió el premio de Paternidad del «National Fatherhood Initiative», (Iniciativa nacional de paternidad) en el año 2003. Covey es el fundador de lo que anteriormente se denominaba «Covey Leadership Center», (Centro Covey de liderazgo) en Salt Lake City, Utah, institución que fue luego adquirida por la compañía FranklinQuest, el 30 de mayo de 1997 convirtiéndose en «FranklinCovey Company», una compañía que ofrece sus servicios profesionales a nivel mundial y cuya especialidad consiste en vender cursos y seminarios de formación para la gestión de negocio, herramientas para aumentar la productividad, así como también la Gestión del Tiempo, tanto para individuos como para organizaciones. Stephen Covey posee una licenciatura en Administración de empresas, que le fue otorgada por la Universidad de Utah (en Salt Lake City), una maestría en Administración de Empresas, obtenida de la Universidad de Harvard y un doctorado en historia y doctrina de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, otorgado por la Universidad Brigham Young. Prácticamente ha dedicado gran parte de su vida a la enseñanza y practica de los preceptos que detalla en sus libros, de como vivir y liderar organizaciones y familias basándose (centrándose) en principios los cuales él sostiene, son universales y como tales son principios aceptados por las grandes religiones y sistemas éticos del mundo.
[ii] En Argentina, “jodido” significa: algo difícil, complicado.
Publicado en Ser libre. | Deja un comentario

La libertad de elegir. No nos determina lo que nos sucede, sino lo que hacemos con lo que nos sucede.

Después de  la vida misma, la facultad de elegir es nuestro mayor don.

Como seres humanos somos capaces de tomar decisiones. Y  la facultad de elegir dirige el rumbo de nuestra vida. Nos permite reinventarnos a nosotros mismos, cambiar nuestro futuro e influir con fuerza en el mundo.

Esta facultad de elegir significa que no somos sólo el producto de nuestro pasado o de nuestros genes – que son solo un comienzo-; ni somos el producto del trato que nos dispensan los demás.  Todo ello puede influir en nosotros, pero no nos determinan. En realidad, si sabemos observarlo, nos determinamos a nosotros mismos por medio de nuestras elecciones.

Observemos la siguiente frase: “Entre estímulo y respuesta hay un espacio. En ese espacio reside nuestra libertad y nuestra facultad para elegir la respuesta. En estas elecciones residen nuestro crecimiento y nuestra felicidad.”

El tamaño de ese espacio está determinado básicamente por nuestra herencia genética o biológica y fundamentalmente por nuestra biología cultural creada por nuestra convivencia familiar, nuestra educación y nuestras circunstancias actuales. Según sea nuestra cultura, respondemos a cualquier estímulo.

Para personas que han crecido en un entorno lleno de cariño y de apoyo, este espacio puede ser grande. Para otras que no han convivido en espacios amorosos, puede ser muy pequeño. Pero lo esencial es que sigue habiendo un espacio, y que en el uso de ese espacio es donde reside nuestra posibilidad de vivir mejor. Pero además,  en él existe la oportunidad de ampliarlo.

Algunas personas que tienen un espacio muy grande, cuando se enfrentan a unas circunstancias adversas pueden optar por derrumbarse y ceder, reduciendo así el tamaño del espacio entre estímulo y respuesta. Otras con un espacio pequeño pueden luchar contra poderosas fuerzas genéticas, sociales y culturales y ver que su libertad se expande, que su crecimiento se acelera,

que su alegría se hace más profunda.

Todo depende de utilizar el más preciado de todos los dones de nacimiento, el de elegir bien. Y quienes no pueden hacerlo, poco a poco se convierten más en el resultado de sus condiciones que de sus decisiones.

Ahora bien, tomar conciencia del poder de elegir puede provocar pavor porque de repente nos enfrentamos a la responsabilidad,  es decir, a la «capacidad de responder».

Eligiendo nos hacemos responsables. Y si hasta ahora nos hemos protegido achacando nuestra situación y nuestros problemas a unas circunstancias pasadas o presentes, pensar de otra forma es verdaderamente aterrador. De repente, no tenemos mas excusas.

Concretamente, entonces no importa lo que nos haya pasado, lo que nos esté pasando o lo que nos pueda pasar: existe un espacio entre esas situaciones y nuestras respuestas a ellas. Ese espacio representa nuestra facultad de elegir la respuesta ante cualquier situación.

Sin duda que nos ocurren cosas ante las que no tenemos elección. Una de ellas sería nuestra dotación genética. Pero aunque no elegimos nuestros genes, tenemos la facultad de elegir cómo responder a ellos. Por ejemplo, si tenemos una predisposición genética a una enfermedad concreta, ello no significa que la vayamos a padecer necesariamente. Pero si partimos de ser conscientes de ese conocimiento, si tenemos la voluntad de hacer uso de los conocimientos médicos más avanzados, podemos enfermedades que hayan podido acabar con la vida de nuestros antepasados.

Desafío a que reflexionemos a fondo sobre este don, a que meditemos sobre ese espacio que existe entre estímulo y respuesta. Porque usándolo podemos crear el mundo en el que deseamos vivir.

¡Piensa bien y saldrá bien!

D.O.

 

Fuente del texto: “The 8th Habit. From Effectiveness to Greatness”, by Stephen R. Covey. Publicado originalmente en inglés, en 2004, por Free Press,  División of Simón & Shuster, Inc., 2005. Ediciones Paidós SAICF. Buenos Aires.

 

 
Publicado en Hábitos de efectividad, Ser libre. | Deja un comentario

El ministro y el caricaturista.

“Él vive agraviándonos y nadie le dice nada. Por eso decidí amenazarlo. Pero no amenazarlo a él directamente, sino que lo hice por medio de una amenaza a sus hijas. Claro, veladamente, sin que se note, haciendo una referencia al colegio donde ellas concurren. De esta forma, le quedó claro el mensaje, de que sus agravios deben terminar, de que ahora hay alguien que le dice algo, y de que, también, si es necesario, hay alguien que puede hacer algo al respecto.”

El extracto proviene del nuevo libro “El ministro que lamentablemente volvió a ser” de la ya conocida saga del género del terror conocida como “El ministro”, de editorial Los de siempre.

Aunque son varios los autores que han querido adjudicarse esta nueva obra, ante las posibles denuncias de plagio que podrían tener que enfrentar,  todos se han mantenido en el anonimato.

Por ejemplo, Mario Puzo (“El padrino”), Nicholas Pileggi y Martin Scorsese (“Buenos Muchachos”) encuentran similitudes con sus obras, aunque éstas no integran el género del terror, sino al del drama criminal con base en el accionar de la mafia.

En síntesis, el “El ministro que lamentablemente volvió a ser” relata la gestión de un ministro de un gobierno nacional al que se recurre cada vez que se necesita de un infalible sinvergüenza. Aún ante el hecho de que la mayoría de los funcionarios de ese gobierno desconocen la vergüenza, pero claro, no al nivel del ministro en cuestión, ni siquiera cerca.

La historia se centra en la gestión llevada a cabo por el ministro, en esta ocasión a cargo de la seguridad de la ciudadanía,  ante el supuesto “agravio” de un dibujante de caricaturas en periódicos y revistas que por medio de obras gráficas critica distintas acciones gubernamentales.

En el párrafo transcripto se puede observar que el ministro enfrenta el agravio de un artista profiriendo una amenaza nada menos que sobre la seguridad de sus hijas con el objetivo de callar definitivamente la expresión de toda crítica.  Pero además pretendiendo que esa amenaza es oculta o disimulada cuando en realidad no lo está. Ni lo puede estar.

La genialidad de la obra se encuentra, precisamente, en señalar de forma implacable la terrorífica historia de este ministro que cree poder esconder su desvergüenza. La  imagen personal que ha construido como político constituye fiel reflejo de la falta de vergüenza. Es más, es expresión viviente y parlante de ella.

En conclusión, la obra nos vuelve a invitar a enfrentar con un eterno dilema. Sentir la suficiente vergüenza como para identificar situaciones o actos que merecen ser reprobados, y actuar en consecuencia para impedirlos; o hacer como el personaje central de la obra, y continuar  viviendo en la deshonestidad.

¡Piensa bien y saldrá bien!

D.O.

Publicado en Contagiando valores, Ser responsable. | Deja un comentario

LA EDUCACIÓN INCLUSIVA DEBE COMPRENDER TAMBIEN EL DERECHO A LA EDUCACION FINANCIERA.

La educación es un proceso de transformación humana en la convivencia, en la que, conviviendo, no solo se aprenden una serie de temáticas, sino que se aprende una forma de ser humano. Se es humano, no desde la genética sino desde la convivencia. (Maturana, 1990).

En esa convivencia de transformación continua, precisamente por la individualidad de cada ser o “siendo” humano, la tarea central de la educación será prestar atención, fomentar y guiar a los niños en su crecimiento observando sus diferentes y particulares potencialidades. Para ello toda institución educativa debe contar, con un proyecto pedagógico también de alcance individual. Es importante destacar que el derecho a una educación inclusiva en nuestro país recibe expreso reconocimiento en la Convención del ONU sobre los Derechos del Niño.

No se discute que los estudiantes de hoy deben formarse, además, en ser creativos, colaborar, trabajar en grupos, navegar la complejidad y la ambigüedad, innovar, llevar esas ideas a la acción y comunicar. Creatividad que hoy es ensamblar conocimientos de maneras originales para que puedan resolver un problema, mejorarle la vida a alguien. (Garbulsky, como se citó en San Martin, 2014)

Ahora bien, para que los conocimientos puedan ensamblarse y utilizarse por todos los estudiantes, deben ser, precisa y previamente conocidos por todos ellos. De allí el sentido real de un sistema inclusivo.

Es importante señalar que la Ley 27.440 (2018) de Financiamiento Productivo dispone la implementación de un  Plan Nacional de Educación Financiera (PNEF), que debe contemplar indefectiblemente la incorporación de programas de educación financiera en las escuelas secundarias, lo que no ha sucedido aún.

El hecho de que las escuelas secundarias a nivel federal no hayan aún comenzado a implementar dicha estrategia, sin dudas les quita oportunidades a los jóvenes ya que no están pudiendo tener acceso a estos conocimientos básicos sobre finanzas. Los estudiantes no conocen lo que es operar en el mercado de capitales y gestión de activos, no cuentan con las herramientas para comprender los movimientos cambiarios, o siquiera saben armar y organizar un presupuesto personal mensual para potenciar sus salarios y su ahorro. (Cronista.com, 2021).

En la Argentina las herramientas financieras surgen fundamentales para la vida diaria. Sin embargo, los jóvenes resultan en realidad “analfabetos financieros”, y permanecen lejos de una real inclusión.

¡Piensa bien y saldrá bien!

D.O.

 

 

Referencias:
Cronista.com (2021). “Analfabetos financieros”: cómo curarse del síndrome que sufren 7 de cada 10 argentinos”. Cronista.com, Actualizado el 06/10/2021. Dirección URL: https://www.cronista.com/finanzas-mercados/analfabetos-financieros-como-curarse-del-sindrome-que-sufren-7-de-cada-10-argentinos/
Ley 27440. B.O. 11-may-2018.
MATURANA, Humberto (1990). Emociones y lenguaje en educación y política. Santiago: Colección HACHETTE/COMUNICACIÓN – CED. MATURANA, Humberto y Sima.
Organización de las Naciones Unidas – ONU- (1989) CONVENCIÓN SOBRE LOS DERECHOS DEL NIÑO. 20 DE NOVIEMBRE DE 1989. Por Ley 23849. B.O. del 22-oct-1990.  SE APRUEBA LA CONVENCION SOBRE LOS DERECHOS DEL NIÑO SUSCRIPTO EL 20/11/89. PROMULGADA DE HECHO EL 16/10/90.
San Martín, Raquel (2014). “¿La era post-universitaria? Por dónde circulan hoy las ideas más innovadoras”. LA NACION, 5 de octubre de 2014. Dirección URL: http://www.lanacion.com.ar/1732387-la-era-post-universitaria-por-donde-circulan-hoy-las-ideas-mas-innovadoras
Publicado en Con el cambio., Con la necesidad de Educar para un mañana distinto., Con la necesidad de innovación y creatividad, Contagiando valores | Deja un comentario

Avergonzarse de vivir en la deshonestidad es la cuestión.

Si bien la corrupción es considerada como negativa y grave por la opinión pública, existe una cultura de entendimiento común que une y mantiene a muchos viviendo una realidad en la que todo parece ser no tan malo o corrupto. Sin importar las distintas extracciones sociales de las que proceden, o las ideologías a las que suscriban, gran parte de la ciudadanía, políticos o no, sostiene una narración que es funcional a la corrupción.

En principio, pareciera necesario que se debiera comenzar a deshacer esa cultura castigando los actos de corrupción. Pero el bajísimo número de condenas judiciales por corrupción constatan aquella dicha realidad.

Desde el año 2009 al 2021, según la oficina de Estadísticas del Poder Judicial hubo 998 casos denunciados e investigados, aunque según el Ministerio Público Fiscal de la Nación los casos fueron 1573, lo que, en principio demuestra una falta de precisión en los datos estadísticos. Pero, lo más importante es que se esos casos sólo se obtuvieron 13 condenas por soborno y por enriquecimiento ilícito. Por otro lado, no hubo declaraciones de inocencia en los restantes casos investigados, sino que, entre otras razones, finalizaron por prescripción de la acción penal, fallecimiento de la persona investigada, duración irrazonable de una causa, o meramente por la pérdida de las pruebas. Y todo ello, a pesar de que Argentina posee un arsenal legal para luchar contra la corrupción como las convenciones internacionales, el Código Penal, las leyes penales específicas; un sistema de jueces, el Ministerio Público Fiscal con Fiscalías especializadas; y organismos especializados como la Oficina Anticorrupción, la Unidad de Información Financiera, y la AFIP.  (De Jesús, 2021)

Como afirma De Jesús, el primer problema para combatir efectivamente la corrupción pareciera estar en la falta de voluntad de hacerlo.

Sin dudas que es así porque aún una mayoría no se avergüenza de vivir en la deshonestidad.

¡Piensa bien y saldrá bien!

D.O.

 

Referencias: 
De Jesús, Marcelo Octavio (2021). “Las causas y las cifras de la corrupción en Argentina”. El Dial.com, 4 de octubre de 2021. (elDial.com – DC2ECD). Dirección URL del artículo: https://www.eldial.com/nuevo/nuevo_diseno/v2/doctrina1.asp?id=14081&base=50&indice=doctrina
Publicado en Contagiando valores, Política y Ciudadanía, Ser responsable., Ser Solidario | Deja un comentario

Los efectos inesperados del COVID-19 en la conocida pobre realidad del trabajo en la Argentina.

La pandemia provocada por el COVID-19 y las medidas de aislamiento tomadas para enfrentarla aceleró los cambios en la producción de bienes y servicios, y en la compra y venta de productos.

Marcos Galperín, CEO de “Mercado Libre”, la empresa más importante de Sudamérica (Cfme. Stanford Graduate School of Business, 2020), dice que en 2020 se aceleraron las tendencias en el mundo digital y que, no habrá un retorno al punto en que estaba previo a la pandemia. Señalando como una de las causas de ello a que los 10.000 empleados que pasaron a realizar home office retornarán en un entorno laboral de mayor flexibilidad, alternando la presencialidad y el teletrabajo. (Tetaz, 2021).

La situación de pandemia está indicando que grandes organizaciones con miles de empleados están revolucionando no solo la modalidad del trabajo sino la propia cultura organizacional. Las medidas adoptadas por los países para enfrentar la emergencia sanitaria han llevado a un aumento del uso de tecnologías digitales por las empresas en su relación con los consumidores, los proveedores y los empleados, así como en la organización de los procesos de gestión interna.

Muchos de estos cambios seguirán. En particular aquellos asociados al comportamiento de los consumidores. Las tecnologías digitales que ya se estaban incorporando antes de la pandemia, serán clave en el nuevo modelo de funcionamiento de las empresas. En las operaciones de promoción, venta y entrega de bienes y servicios, y en la interacción con los proveedores. En al adquisición y procesamiento de grandes cantidades de información o macrodatos (big data) para la toma de decisiones, el seguimiento y adaptación a los cambios en la demanda, y la redefinición de las cadenas de suministro. En una mayor incorporación de dispositivos de interconexión digital en los procesos productivos, así como una mayor utilización de la robótica para incrementar la eficiencia con una menor cantidad de trabajadores en algunas fases de producción. (Chartzman Birenbaum, 2020).

Respecto del trabajo, la combinación de los efectos de la pandemia y del aislamiento, sumado a los problemas estructurales preexistentes en nuestro país, se expresan, no solamente en un crecimiento del empleo precario y de la informalidad estructural ya existente, sino en un incremento de la desocupación.

Es claro que el accionar de los gobiernos no está a la altura de dichos cambios. Por ejemplo, en la Argentina se prohibieron los despidos, lo que no pudo evitar que se perdieran el 40% de los empleos en el sector informal de la economía, o que el ajuste en la porción registrada se materializara en una caída del 5% en los salarios reales. (Tetaz, 2021)

Debe observarse que mientras los asalariados registrados disminuyeron en menos de cien mil trabajadores entre el primer y segundo trimestre de 2020, la merma fue de 1,4 millones dentro del conjunto de los asalariados no registrados, lo que representa una caída cercana al 45%. (Jacovkis, Masello, Granovsky y Oliva, 2021).

según la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) que lleva a cabo el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), las actividades, de cuentapropistas, trabajadores informales y trabajadoras de casas particulares, en conjunto, constituyen el 26% de la población económicamente activa. (INDEC, 2020. Como se citó en Sánchez Arnau, 2021).

Los cuentapropistas, conforman un conjunto de personas que dependen de poder vender su propio trabajo para poder sobrevivir, y que constituyen “un conjunto tan heterogéneo que puede incluir desde un contador, con clientes relativamente importantes, a una persona que hizo un quiosco en lo que era una ventana de una casa, en la periferia del tercer cordón del conurbano bonaerense”. (Jacovkis, Masello, Granovsky y Oliva, 2021).

Estas ocupaciones tenderán a crecer más rápidamente en relación con el resto de los segmentos laborales, a medida que se retire el aislamiento. a debilidad laboral y productiva en la que estamos inmersos así lo determina. Y si i no se toman acciones innovadoras, es difícil suponer que podremos arribar enfrentar estos retos y a los que nos propondrá el futuro venidero. . (Jacovkis, Masello, Granovsky y Oliva, 2021).

En otros términos, además del problema del desempleo actual, se presentarán condiciones de mucha mayor precariedad y vulnerabilidad.

Si las políticas públicas siguen más preocupadas por los aspectos legales o del registro del empleo que por los problemas estructurales, podríamos adentrarnos a una tendencia que el gran sociólogo estadounidense Robert Merton describió como el “Efecto Mateo”, parafraseando la parábola del apóstol: al que ya tiene le será dado más y, por el contrario, al que no tiene o tiene poco, se le quitará lo dado”. “Dado el estado actual de nuestra sociedad, es probable que cada uno de los sectores en los que está fracturada social y productivamente la Argentina podría retroalimentar su situación, de modo que los más dinámicos sean cada vez más dinámicos, mientras que los otros estén cada vez más alejados de la posibilidad de mejorar y de poder pensar que, alguna vez, ingresarán en el universo de los más productivos”. (Jacovkis, Masello, Granovsky y Oliva, 2021).

Piensa bien y saldrá bien!

D.O.

 

 

Referencias.
Alzúa, M.L y P. Gosis. (2020). “Impacto socio-económico del COVID-19 y opciones de política en Argentina”, Serie de Documentos de Política Pública N6, Nueva York: PNUD, RBLAC. https://www.latinamerica.undp.org/content/rblac/es/home/library/crisis_prevention_and_recovery/social-and-economic-impact-of-covid-19-and-policyoptions-in-arg.html
Chartzman Birenbaum Alberto. (2020). “El necesario camino a la integración en el marco del desempleo”. eldial, 18/12/2020. Citar elDial.com – DC2D2A.
D’Alessandro Mercedes, Prieto Sol, O’Donnell Victoria, Tundis Florencia. “Ingreso Familiar de Emergencia. Análisis y desafíos para la transferencia de ingresos a trabajadores/as precarios/as”. Autoras: MINISTRO DE ECONOMÍA. SECRETARIO DE POLÍTICA ECONÓMICA. DIRECTORA NACIONAL DE ECONOMÍA, IGUALDAD Y GÉNERO. 20/04/2020. https://desafiospublicos.argentina.gob.ar/sites/default/files/dneig-ingresofamiliardeemergencia-analisisydesafios.pdf
Jacovkis Pablo, Masello Diego, Granovsky Pablo, y Oliva Miguel. (2021) “La pandemia desnuda nuestros problemas más estructurales: un análisis de los impactos del COVID19 en el mercado de trabajo argentino”. Trabajo y Sociedad, Núm. 36, 2021. P. 9/26. Nº36, Vol. XXII, 2021, Santiago del Estero, Argentina. www.unse.edu.ar/trabajoysociedad
Masello, Diego. (2017). Diario La Gaceta de Tucumán, 23 de julio de 2017. https://www.lagaceta.com.ar/nota/738239/opinion/desafio-articular-demandas-coyuntura-largo-plazo.html
Stanford Graduate School of Business. 2020. «The Rise of Mercado Libre».Consultado el 25 de enero de 2021. Dirección URL del artículo: https://www.gsb.stanford.edu/faculty-research/case-studies/rise-mercado-libre
Tetaz, Martín (2021).  “Nada será igual”. Un viaje a la economía del futuro. Ed. Planeta. Bs. As.
Publicado en DERECHO DEL TRABAJO, El Derecho, TRABAJO ECONOMICAMENTE DEPENDIENTE, Una Revolución Reflexiva del Derecho del Trabajo | Deja un comentario