Si no estamos atentos, la educación física en la esuela puede constituirse en una experiencia anestésica.

Una experiencia verdaderamente anestésica, es cuando cerramos nuestros sentidos, y nos adormecemos a lo que está sucediendo. Y que es totalmente diferente a vivir una experiencia consciente, en la que nuestros sentidos están funcionando en su mejor forma, cuando estamos presentes en el ahora, y cuando estamos excitados por aquello que estamos experimentando. Podríamos decir que es cuando sentimos que estamos llenos de vida haciendo lo que hacemos.

La educación física también puede constituirse en una experiencia adormecedora.

Por ejemplo cuando se mide el conocimiento sobre las reglas de un deporte por medio de exámenes estandarizados, en lugar de utilizarlos para diagnosticar la situación y habilidad de cada niño en particular. También, cuando de imparten clases a través de libros y manuales, y se solicitan trabajos prácticos escritos basados en la búsqueda de datos. Información sobre los que, luego, se los evalúa.

De esta forma los docentes a cargo de la educación física en las escuelas, se suman  a las legiones de educadores dormidos y adormecedores que pierden la maravillosa posibilidad de expresarse con creatividad e innovación, y así contagiar con su ejemplo a sus alumnos.

No  permiten que sus alumnos puedan encontrar la calma a través del contacto con la conciencia corporal, la respiración, la relajación, y el contacto con el medio natural. Por supuesto asimismo además de impedirles experimentar con su creatividad.

La educación física siempre ha contribuido fuertemente a lo largo de la historia con desarrollar habilidades y obtener pericia en una actividad física determinada.

Como materia escolar ha ayudado a los alumnos adolescentes a perfeccionar sus acciones, a adquirir un método para perfeccionarse por medio de la práctica y la motivación paras realizar una actividad física, un deporte, una competencia, etc.

También ha sido de invaluable ayuda para convertir jóvenes que hacen actividad física en jóvenes apasionados por lo que hacen, por medio de la motivación constante.

Pero además y yo diría que “principalmente”, la educación física en la escuela permite explotar la creatividad de cada chico.

Seguramente se pueden encontrar ejemplos de soluciones creativas frente a situaciones adversas durante la vida adulta, en las que es clara la relación con los deportes y las actividades físicas realizadas en la primera juventud. Existen muchas historias reales de profesionales que han sabido superar situaciones críticas y emprender proyectos visionarios gracias a habilidades y valores aprendidos en sus deportes juveniles. Es más, estas actividades conforman una de las conexiones más directas con el mundo del trabajo y el desarrollo personal.

Porque y cómo llego la educación física en las escuelas a constituir un espacio adormecedor y adormecido no deja de asombrarme. Pero lo que importa ahora es que sea lo que nos haya indicado ese camino, tenemos que ir exactamente en la dirección contraria y cambiar para que todos los involucrados en el proceso de enseñanza-aprendizaje vivan experiencias conscientes.

En el ámbito específico de la materia, que es invariablemente el de deportes o de actividades físicas, es importante abrir el juego y la participación.

Sembrar un clima apropiado de trabajo, sin emitir juicios personales y que en todo caso el grupo será el crítico de cada idea para que subsista la más acertada.

Generar preguntas, rastreando en las experiencias.

¿Qué hiciste cuando…?; ¿Qué fue importante?;

Para tomar tal decisión, ¿En qué pensaste?; Si volvieras a hacerlo, ¿Qué tendrías en cuenta?, ¿Por qué?;

Observando el accionar de un compañero: ¿Qué opinas de su acción?, ¿Qué hubieras hecho en su lugar?.

Insistiendo en que no hay un resultado bueno o malo.

La creatividad no se produce con memorización de datos. La creatividad se nutre de conocer y conectar. Y la educación física en la escuela también es vital en ese proceso

Piensa bien y saldrá bien!

D.O.

Fuentes:
“La educación física escolar y la creatividad, oportunidades y estrategias didácticas”. http://www.redaf.gob.ar/
“Cuando la educación se empeña en ser una experiencia anestésica”. http://danielolguin.com.ar/?p=3131
“La deserción escolar no comprende a los aburridos, apáticos, desinteresados…” http://danielolguin.com.ar/?p=3031
Publicado en Con la necesidad de Educar para un mañana distinto., Con la necesidad de innovación y creatividad, Contagiando valores | Deja un comentario

Los niños se transforman-educan conviviendo con los adultos.

haciendo lo que estamos haciendo. El futuro de la humanidad no son los niños, sino que somos nosotros los adultos con quienes los niños conviven. Dice Maturana*, que los niños llegarán a ser  reflexivos, dirán la verdad, estarán atentos a lo que ocurre, serán tiernos, amables y compasivos, si nosotros los adultos con los que conviven, somos reflexivos, decimos la verdad, no hacemos trampa, somos cariñosos, amables y demostramos en los hechos que los demás importan. En cualquier caso, para bien y también para mal, los niños se van a transformar con y según hagan los adultos con los que conviven.

A su vez, afirma que la educación es una transformación en la convivencia y seguirá un camino u otro, según la teoría o la creencia desde las cuales actuemos. Las creencias definen el espacio en el que nos movemos. Y definirán el espacio de convivencia en el que educamos a nuestros niños.

Los humanos construimos teorías o creencias que por mas lógicas y “razonables” que nos parezcan, siempre se fundan en premisas aceptadas emocionalmente. Y poder reflexionar, es poder mirar desde dónde estamos diciendo lo que estamos diciendo. Desde cual creencia estamos haciendo lo que hacemos.

Cuando los adultos generamos espacios de convivencia en el que se acoge al niño, se lo mira y se lo deja aparecer; se escucha lo que tiene que decir sin negarlo desde un prejuicio, supuesto, teoría o creencia; si le decimos verdad, contestamos sus preguntas, y nos damos el tiempo para estar allí, con él. Entonces ese niño tendrá muchísimas posibilidades de ir transformándose en una persona que reflexiona, que pregunta, que es autónoma, que decide por sí misma y escoge desde sí misma, lo que constituye un acto de conciencia.

Sin duda entonces, debemos intentar reflexionar preguntándonos las premisas básicas desde donde se construyen nuestras teorías o creencias, el sistema lógico con el cual fundamentamos lo que hacemos.

Hay demasiado en juego. Nada menos que el futuro de la humanidad.

Piensa bien y saldrá bien!

DO

*Humberto Augusto Maturana Romesín, biólogo y filósofo chileno, Premio Nacional de Ciencias en 1994.
Fuente: http://culto.latercera.com/2017/03/23/maturana-la-humanidad-los-ninos-los-mayores/
Publicado en Contagiando valores | Deja un comentario

Creatividad, inclusión y responsabilida de los adultos son requisitos de uan Educación de Calidad.

Una educación de calidad emergerá necesariamente, de una revolución total del modelo de educación actual. Un cambio parcial en su estructura, no es suficiente.

Hoy, el conocimiento está cambiando día a día, y los sistemas educativos no cambian a la misma velocidad como para ser efectivos. La rapidez y profundidad de dicho cambio nos impide conocer con precisión que es lo que necesitarán los niños escolares de hoy, para que luego, aproximadamente en veinte años, puedan lidiar exitosamente con el mundo productivo que les toque, en el cual existirán trabajos y profesiones que aun no fueron siquiera pensados. Pero, podemos estar seguros de que no lo harán con las herramientas y técnicas educativas de hoy, que apuntan a un mundo actual y conocido.

Por ello, una educación de calidad debería apuntar a que los niños adquieran herramientas y capacidades para identificar problemas y encontrar soluciones distintas.

Por ello una educación de calidad debe permitir que los niños descubran y perfeccionen sus habilidades creativas, sumadas a la rigurosidad y profundidad en el aprendizaje de conocimientos básicos en la lectura, el cálculo, y definitivamente la comprensión y pertinencia de lo que lee y calcula.

Debe apuntar a desarrollar la disposición a reconocer y respetar la semejanza esencial de los humanos más allá de nuestras diferencias. A comprender que compartimos algo más profundo que lo que nos hace diversos.

Debe tener en cuanta que los niños aprenden mucho más cuando no se les enseña a superar las pruebas. Sino cuándo el proceso de trasformación se realiza en colaboración, libre de estrés, en cualquier momento y cualquier lugar. Los seres humanos, como cualquier ser vivo, nacemos para crecer y desarrollarnos en cooperación, no en competencia, que es cultural, aprendida.

Que los niños son capaces de adquirir cualquier conocimiento cuando el espacio de convivencia los incluye plenamente. Por ello, la escuela de calidad debe ser  inclusiva teniendo en cuenta las diferencias individuales de los niños aportándole a cada uno lo que necesita.

La inclusión adecuada es aquella articula el derecho de cada niño a ser tratado según su especificidad, con su derecho a  participar en lo colectivo. Una escuela que no acompaña a los alumnos en su particularidad corre el riesgo de producir resentimiento social porque la idea implícita es que el niño perdió la  oportunidad o chance que se le dio.

La educación es un proceso de transformación humana que se da siempre en la convivencia. El niño se transforma en un tipo u otro de ser humano según la clase de experiencias vividas en esa convivencia. En el caso de la educación formal, tal espacio es el que crean sus maestros. De modo que los niños aprenden a vivir en cualquier espacio de vida donde sus maestros los encaminen.

Los niños siempre aprenden sólo lo que quieren aprender y son por naturaleza auto-motivados, curiosos, y creativos. Y si encuentran el espacio de convivencia adecuado, invariablemente,  ese tipo de niño aparece, y se desarrolla. Se transforma.

Por lo tanto una educación de calidad es responsabilidad de los adultos, quienes crean los espacios de convivencia. Así los niños dependen de según y cómo actuemos hoy los adultos. Su futuro está en nuestro presente.

Estamos todos nadando en una marea virtual del conocimiento cuyo punto más alto de

desarrollo aún no hemos visto (y ni siquiera podemos imaginar), pero que se nos acerca en forma de Tsunami.

Creo que los adultos, tenemos la opción de salir a buscarla para flotar en su superficie, o dejar que ésta nos arrastre y ahogue cuando llegue a nuestras costas de aparente seguridad. 

Los niños a los que pretendemos educar para que estén preparados a surfear en esa futura circunstancia, en cambio, no tienen opciones.

Ellos dependen de lo que hoy los adultos hagamos al respecto para  ayudarlos (educarles)

Piensa bien y saldrá bien!

D.O.

Publicado en Con la necesidad de Educar para un mañana distinto., Convivir | 1 comentario

Haceres inteligentes y creativos.

 “La civilización es una carrera entre la educación y la catástrofe.” H. G. Wells.

Muchos no tenemos ni idea de cuáles son nuestros talentos Así que  es que si somos serios acerca de la exploración del mundo que nos rodea, tenemos que explorar el mundo dentro de nosotros.Los adultos creen que no son creativos.

La mayoría de las personas adultas se mueven en una concepción muy limitada acerca de la creatividad y de la inteligencia. Creen que la creatividad es acerca de las artes. Y que hacer cosas creativas  es privativo de las personas especiales.

Pero un ser humano nace con tremendas capacidades creativas. El problema es que la creatividad es un poco como la alfabetización. Es posible que se tenga aptitudes para ello, pero es necesario desarrollar las habilidades que se requieren para ejercerla.

Hoy, es cuando más necesitamos conseguir mayor innovación, más creatividad, más ingenio para hacer frente a los retos que los seres humanos hemos creado, mientras que los sistemas educativos están sofocando las capacidades de las que estamos a punto de depender.

Ken Robinson*, dice que vivimos en dos mundos.

Que hay un mundo que existe independientemente de que nosotros existimos, un mundo que entró en vigor antes que nosotros. Estuvo aquí antes de que llegáramos y estará aquí también mucho después de que nos hayamos ido. Es el mundo que nos rodea, y el mundo en que los  sistemas educativos están obsesionados.

También, que hay otro mundo que existe sólo porque existimos. Es el mundo de nuestra propia conciencia, el mundo que apareció cuando nosotros lo hicimos. Un mundo de nuestras pasiones privadas, motivaciones, aspiraciones, esperanzas y talentos. Es el mundo dentro de nosotros mismos.

Sostiene Robinson, que el futuro del mundo que nos rodea, depende de entender mucho más sobre el mundo dentro de nosotros. Pero, cuanto más estandarizados se convierten nuestros sistemas educativos, menos dóciles son para permitirnos explorarlo.

Para hacer  un mejor trabajo en el mundo que nos rodea, debemos entender con profundidad nuestros propios talentos y los recursos espirituales dentro de nosotros. Muchos de nosotros no tenemos ni idea de cuáles son nuestros talentos Así que es que si queremos hacer algo con el mundo que nos rodea, tenemos que explorar el mundo dentro de nosotros.

El gran puente entre los dos mundos en los que vivimos, es una nueva educación que apunte a la exploración y descubrimiento del mundo interno, además de la fijación de conocimientos del mundo físico que nos rodea

Mientras tanto, cada uno puede comenzar su propia exploración preguntándonos: ¿Qué cosas hago en forma inteligente? y ¿Qué cosas hago en forma creativa?.

Piensa bien y saldrá bien!

D.O.

Fuente: “The World We Explore.” October 29, 2013. http://sirkenrobinson.com/?p=913
*SIR KEN ROBINSON – How Are You Intelligent?
Publicado en Con la necesidad de Educar para un mañana distinto., Educar las Emociones, Ser Creativo, Trabajo y Ciudadanía 2014 | Deja un comentario

1ero. de Mayo. Día del Trabajo.

Casi todos los países democráticos del mundo rememoran el 1º de mayo como el origen del movimiento obrero moderno.

A fines del siglo XIX, Chicago era la segunda ciudad de los Estados Unidos a la que llegaban cada año inmigrantes venidos de todo el mundo, y miles de desocupados del interior del país. Estados Unidos crecía como país industrializado atrayendo a miles de obreros que buscaban mejores condiciones de trabajo.
 Pero las condiciones laborales de la clase obrera eran deplorables. Niños, mujeres y hombres eran explotados en jornadas de hasta dieciocho horas diarias sin descanso semanal y con remuneraciones ínfimas.

En 1886, el presidente de Estados Unidos Andrew Johnson promulgó la llamada Ley Ingersoll, estableciendo las 8 horas de trabajo diarias. Pero la ley no se cumplió, y las organizaciones laborales y sindicales de EE.UU. se movilizaron y convocaron a sus agremiados a una huelga general para exigir que la jornada laboral fuera de ocho horas.

Aquel 1° de Mayo, en Chicago donde las condiciones de los trabajadores eran mucho peor que en otras ciudades del país las movilizaciones siguieron los días 2, 3 y 4 de Mayo. Y más de 200.000 obreros participaron de la medida de fuerza.

La huelga fue violentamente reprimida por parte de la policía y grupos “rompehuelgas” organizados por algunos sectores empresarios que entendían este reclamo de los trabajadores como un ataque a sus derechos y libertades. Y costó la vida de muchos trabajadores y dirigentes sindicales; no existe un número exacto, pero fueron miles los despedidos, detenidos, procesados, heridos de bala o torturados. La mayoría eran inmigrantes.

No obstante, a finales de mayo de 1886 varios sectores patronales accedieron a otorgar la jornada de 8 horas a varios centenares de miles de obreros.

En la actualidad Estados Unidos, Reino Unido y el Principado de Andorra son los únicos países, del mundo occidental, que no lo recuerdan.

Publicado en Contagiando valores | Deja un comentario

De conocidos, compañeros y amigos.

“Que un amigo me conozca no solo significa que está al tanto de lo que le he contado de mí. Significa, ante todo, que frecuenta el laberinto en que consisto. Ninguno de mis prejuicios, ninguno de mis temores – fundados o no- , ninguna de mis pobrezas, escapan a su discernimiento. Sabe de mí, muchas veces, más que yo. Ve en mí lo que no veo. Lo que no alcanzo a ver. Y viceversa, por supuesto. Nos rige la reciprocidad de los que se saben complementarios. Somos, en este punto, ciegos que se ayudan uno al otro a atenuar la penumbra en que vivimos. Ciegos que no fundan su mutuo afecto en la idealización. No se tiene amigos si se los idealiza. Si admiro a los míos por sus logros, también los quiero por la forma en que se combaten a sí mismos. Precisamente porque son lúcidos saben que esa lucidez no basta. Que es siempre insuficiente. No lo olvidan ni me dejan olvidarlo.” *

Nuestra vida social está poblada de muchos conocidos. Ellos son fruto de nuestra sociabilidad y cortesía. El trato amable atenúa la desconfianza mutua propia del desconocimiento, y  multiplica los conocidos que  nos rodean, entre los que podemos hacer graduaciones o jerarquizaciones.  Puede haber  algunos conocidos que son mejores que otros.

Asimismo, es a  través de un hacer en común, que  aparecen los compañeros. Es debido a la realizar algo juntos que conseguimos compañeros, y atento a la solidaridad que expongamos en esa tarea en común, es que los multiplicamos. También, entre muchos de ellos, podemos jerarquizarlos como unos  mejores que otros.

En cambio, no solo no tenemos muchos amigos, sino que  entre ellos, no se admiten graduaciones. Además la mera cortesía no existe entre amigos.

En la amistad, lo que nos une es la intimidad, lo que, desde un principio, no es compatible con un gran número de integrantes. Además, un amigo no puede ser mejor que otro precisamente porque en la amistad no se concibe una entrega parcial de intimidad.

Pero además, la amistad no responde a las leyes del buen trato y de la formalidad. Es solo desde una actitud amigable, plena de cordialidad, de calidez, y del amor que reconozca la plena validez del otro para convivir, de donde surgen los amigos y en donde pueden multiplicarse.

Piensa bien y saldrá bien!

DO.

*Fuente: Santiago Kovadloff. “El corazón de mis amigos es mi casa”. 1/04/2018. https://www.lanacion.com.ar/2121232-el-corazon-de-mis-amigos-es-mi-casa
Publicado en Amar, Amarse a uno mismo., con la necesidad de Convivir, Contagiando valores, Ser amable, Ser Amigable. | Deja un comentario

INNOVAR Y ADAPTARSE, SON CUESTIONES DE ACTITUD.

Aprender hoy, debe incluir la incorporación de datos  y el desarrollo de habilidades de cálculo y lectura. Todos conocimientos necesarios para lograr un nivel de entendimiento básico que permita por ejemplo, solucionar un problema matemático, resolver en función de la comprensión de un texto, elaborar una síntesis, y escribir una composición literaria. Pero además, debe comprender también el desarrollo de habilidades socioemocionales, de comunicación, de pensamiento abstracto, de poder unir dos ideas aparentemente desconectadas, de negociación, de mantenerse actualizado, y de repensarse en todo momento.

A su vez, innovar comprende otras habilidades ha desarrollar. La de plantearse y aceptar desafíos, de convivir con la incertidumbre de no tener toda la información ni el conocimiento que se crea necesitar. La de animarse a tomar riesgos. La de explorar nuevos enfoques rompiendo con estructuras, creencias, y paradigmas arraigados culturalmente. la de experimentar y probar repetidamente, perseverar ante el fracaso y manejar la frustración. Y  la  de observación.

Para adaptarse y entonces ser verdaderamente inteligentes, se necesitará tanto del aprendizaje y como de la innovación. O sea, de las actitudes para aprender y para desarrollar las habilidades necesarias, que como tales, se pueden y deben entrenar.

¡Piensa bien y saldrá bien!
D.O.

Publicado en Con la necesidad de Educar para un mañana distinto., Con la necesidad de innovación y creatividad, Contagiando valores | Deja un comentario

Pongamos manos la obra, identifiquemos nuestra vocación.

En el proceso de encontrar nuestra vocación interviene un mecanismo de identificación, no de elección.

Afirma el periodista especializado en tecnología Ariel Torres* que, “…el problema con las vocaciones es que nos hacen creer que las elegimos. “Aquel escogió pintar o aquella otra optó por mirar el cielo con un telescopio. Se divulga el concepto -del todo falso- de que “de niña quería ser actriz” o “de pequeño se inclinaba por la música”. No es así. No tiene nada que ver con la voluntad, el capricho o las ganas… Por el contrario. Este llamado no puede desoírse. Simplemente, no se puede. Nos elige. Nos captura.”

Agrego, que otro problema con las vocaciones es que pensamos que no tenemos ninguna. Pero la vocación ya está allí, solo que no la reconocemos. Todos nacemos con talentos o dones naturales, dedicamos tiempo a hacer lo que nos gusta, y tenemos necesidades que deseamos satisfacer. Generalmente, la vocación se encuentra en el punto en el que confluyen nuestros puntos fuertes naturales, nuestras pasiones, y nuestras necesidades.

Por ello, si aún no identificamos nuestra vocación, deberíamos poner manos a la obra a una práctica simple. La de tomar lápiz y papel y tomar nota de nuestras habilidades más naturales. Observemos aquello que hacemos bien y nos sale fácil hacer, o que nos lleva poco esfuerzo, aún aquello que, si bien no las hacemos habitualmente, sabemos desde siempre, que nos son fáciles de hacer

Pongamos también atención y tomemos nota, de todo lo que nos llena de energía realizar. Que nos motiva. Eso que nos encanta hacer más allá de si nos es fácil o difícil realizarlas.  Asimismo, de aquello que si bien, no consideramos estar apasionados, nos encontramos realizando habitualmente por mucho tiempo, aunque no sabemos bien porqué.

Luego anotamos nuestras necesidades, las de nuestro entorno cercano y hasta lo que creemos que necesita el mundo.

Finalmente, procurando escuchar lo que dice nuestra vocecita interior o conciencia, marcamos cada anotación que hayamos hecho anteriormente con un “Ok” cuando pensamos que es buena o positiva, con una “V” cuando nos dice que merece ser pensado un poco más, o con una “X” cuando sentimos que no es buena o que es negativa.

Seguramente este trabajo nos devolverá un panorama que, si observamos bien, puede señalarnos alguna dirección hacia la que debamos dirigir nuestra atención para identificar nuestra vocación.

¡Piensa bien y saldrá bien!

*Ariel Torres, “Algo nos pasa a los 10 años”, 25/04/2018, en https://www.lanacion.com.ar/2128718-algo-nos-pasa-a-los-10-anos
Publicado en Con la necesidad de Educar para un mañana distinto., Contagiando valores, Convivir, La Vocación - | Deja un comentario

Capacidades docentes, aquí y ahora.

El futuro de nuestros niños depende de lo que hagamos ahora los adultos responsables de su educación.

He reiterado que debemos ocuparnos de observar el nivel de capacitación profesional que poseen los docentes de nuestros niños en sus escuelas. Toda vez que ello es una tarea que podemos realizar hoy, sin perjuicio de la falta del sistema educativo que necesitamos y que aún no alcanzamos.

En tal sentido, es importante conocer cuáles son las competencias básicas necesarias de los docentes de hoy, según los ministros provinciales de educación de todo el país, que reunidos en Instituto de Formación Docente*, acordaron seis capacidades básicas con las que se debe graduar un estudiante de profesorado.

El marco de referencia acordado comprende que los docentes sean capaces de:

  1. Dominar los saberes a enseñar.
  2. Actuar de acuerdo con las características y diversos modos de aprender de los estudiantes.
  3. Dirigir la enseñanza y gestionar la clase.
  4. Intervenir en la dinámica grupal y organizar el trabajo escolar.
  5. Intervenir en el escenario institucional y comunitario.
  6. Comprometerse con el propio proceso formativo

Es interesante señalar que tres de estas capacidades, son absolutamente revolucionarias además de implacablemente necesarias, y comprenden, a su vez, otras capacidades esenciales.

Como la capacidad de dominar los saberes a enseñar incluye, que una vez dominados los saberes de la materia, los docentes sean capaces de poder puedan adecuar ese conocimiento a los requerimientos individuales del aprendizaje de los estudiantes.

La capacidad de actuar de acuerdo con las características y diversos modos de aprender de los estudiantes incluye la de individualizar las necesidades de cada alumno. De detectar y atender distintos procesos evolutivos, discapacidades, y circunstancias socioculturales.

Y la capacidad de dirigir la enseñanza y gestionar la clase, incluye que los docentes sean capaces de atender los distintos ritmos de avance individuales a la hora de diseñar estrategias de aprendizaje.

Todas capacidades acordes a los actuales sistemas educativos de excelencia**, que promueven la inclusión teniendo especialmente en cuenta las diferencias individuales de los niños, aportándoles a cada uno lo que necesita, y articulando el derecho de cada niño a ser tratado según su especificidad, con su derecho a participar en lo colectivo.

¡Piensa bien y saldrá bien!

D.O.
Fuentes:
* “Las 6 habilidades que les exigirán a los maestros argentinos a partir de ahora.” Publicado el 24/04/2018, por Maximiliano Fernandez. https://www.infobae.com/educacion/2018/04/24/las-6-habilidades-que-les-exigiran-a-los-maestros-argentinos-a-partir-de-ahora/
** “Educación de hoy para el mañana: Inclusión con individualización de intereses y tecnología en el aula.” Publicado el 16/04/2018, por Daniel Olguin. http://danielolguin.com.ar/?p=4926
Publicado en Con la necesidad de Educar para un mañana distinto., Contagiando valores, Convivir | Deja un comentario

Educación de hoy para el mañana: Inclusión con individualización de intereses y tecnología en el aula.

Los niños que comienzan la escuela primaria en el año 2018, en general, estarán comenzando su actividad en el mercado del trabajo, aproximadamente para el año 2040. Y se supone que durante todo ese tiempo habrán adquirido las herramientas necesarias y adecuadas para una óptima performance laboral. Pero en un mundo cuya predictibilidad es extraordinaria, en el cual es difícil estimar siquiera, cómo será en 5 años. Sinceramente no podríamos estar muy seguros de que estos niños estén incorporando las herramientas adecuadas para su desarrollo a mas de 20 años

Ahora, el conocimiento es de libre acceso, pero además está cambiando constantemente, y los sistemas educativos no se reformulan a tiempo como para absorber tales cambios. Entonces, los cambios han sido abruptos desde que los adultos de hoy fuimos alumnos, pero además, el cambio continua y permanece. Por lo tanto un cambio parcial o una renovación de las estructuras y sistemas actuales de educación, no es suficiente. La realidad esta reclamando un cambio absoluto.

En la actualidad, se suman cada vez mas naciones que ya no discuten ese tipo de cambio y sus sistemas educativos coinciden en determinadas particularidades.

Tales sistemas promueven la inclusión  teniendo especialmente en cuenta las diferencias individuales de los niños, aportándoles a cada uno lo que necesita, y articulando el derecho de cada niño a ser tratado según su especificidad, con su derecho a participar en lo colectivo. Además, sostienen  la rigurosidad y profundidad en el aprendizaje de conocimientos básicos como la lectura, el cálculo matemático, las humanidades y las ciencias, todo ello con la pertinencia de tales conocimientos. O sea, el cómo y dónde utilizarlos. Apuntan, asimismo, y en un mismo nivel de profundidad y aplicación que los conocimientos básicos, a que los niños descubran y perfeccionen sus habilidades creativas y sociales. Y edifican estructuras de convivencia en espacios pedagógicos de colaboración, no de competencia.

Heikki Uusitalo*, jefe de gabinete de la Ministra de Educación de Finlandia, país que posee los mejores índices educativos en el mundo, señala al respecto, que el sistema educativo finlandés, aporta a los estudiantes conocimientos de base, en lectura, matemática, historia y ciencias. Pero, también intenta desarrollar habilidades como pensamiento crítico, creatividad, competencias socioemocionales y entender otras culturas. En un proceso pedagógico en el que los alumnos aplican los conocimientos a cambio de repetir lo que se les enseña. Insistiendo en fomentar un rol activo del alumno en el proceso educativo. Cambiando el foco del docente al alumno.

Así, uno de los mejores sistemas educativos de la actualidad, lejos de eliminar materias básicas, agrega conocimientos transversales que atraviesan todas las materias, utilizando métodos de investigación de distintos fenómenos en base a las distintas materias a aprender. Por ejemplo, el cambio climático se puede estudiar desde geografía, biología, sociología, historia, también matemática.

Asimismo, una de las particularidades que Uusitalo señala como más importante del sistema finlandés de educación, es la alegría que se intenta imprimir en el proceso pedagógico de cualquier materia, lo que él vincula al estado de motivación de los estudiantes. Motivación que está íntimamente relacionada, por un lado, con el poder hacer uso de las nuevas tecnología en el día a día de la escuela. Y por otro lado, con la  individualización del aprendizaje tratando de darles más libertad a los alumnos para elegir los temas que más les interesen.

Obsérvese que, aún en uno de los mas modernos sistemas educativos del mundo, el factor clave para el éxito del sistema sigue siendo el docente. En este caso, el docente capaz de identificar y tener en cuenta los intereses, deseos y tiempos del cada alumno. No hay otra manera de garantizar la calidad de la educación.

Por ello, toda vez que el futuro de nuestros niños depende de lo que hagamos ahora los adultos responsables de su educación, estimo que ocuparnos de observar el nivel de capacitación profesional que poseen los docentes de nuestros niños en sus escuelas, y en su caso reclamar en tal sentido, es  una tarea que podemos realizar hoy, sin perjuicio de la falta del sistema educativo que necesitamos y que aún nos debemos.

El futuro de nuestros niños es hoy.

Piensa bien y saldrá bien!

D.O.

* Según Nota de Maximiliano Fernandez del 13 de abril de 2018, para Infobae.
Ver en: https://www.infobae.com/educacion/2018/04/13/estudio-en-la-uba-y-ahora-es-asesor-de-educacion-en-finlandia-si-faltan-maestros-de-calidad-falta-todo/

 

Publicado en Con el cambio., Con la necesidad de Educar para un mañana distinto., Con la necesidad de innovación y creatividad, Contagiando valores, Convivir | Deja un comentario