Problemas de convivencia en el aula y el indispensable ejercicio de la comprensión y la autoridad por parte del docente.

En general los niños y jóvenes ejercen sin problemas la capacidad de tener sentimientos positivos hacia otras personas, de compartir, o ser útiles a un grupo. Pero los hay también quienes van en contra de todo eso, que hacen sufrir a los demás, que no son conscientes del daño que hacen, que rechazan las normas de convicencia en la que viven y de la escuela a la que concurren.

Pero debe tenerse en cuenta siempre, que si bien los niños y jóvenes se pueden deprimir, tener problemas psicológicos y hasta sufrir enfermedades mentales; no es atinado psiquiatrizar ni pscicologizar todos los malestares de la vida, mucho más tratándose de menores. En tal sentido, no todos los problemas de conducta en el aula son atribuibles a problemas psicológicos.

Y si bien puede haber niños y jóvenes que hacen daño a los demás simplemente porque quieren ver sufrir a otra persona.  Los hay también quienes imitan la violencia implícita o explícita que les proveen los medios de comunicación masiva y juegos electrónicos, motivados por conseguir una posición de poder en el grupo  y porque  ven que los resultados de tales conductas son posibles.

Estamos entonces ante una problemática educativa, más que psicológica. La personalidad es difícil de cambiar, pero no lo es el auto-control. Hay niños con bajas puntuaciones en humanidad, insensibilidad emocional y empatía, pero que no son violentos porque han aprendido a auto-controlarse. Y la educación en vital en tal sentido.

Cierto es que cada vez es mas habitual encontrar problemas de convivencia en el aula, y que algunas veces incluyen actos de violencia entre los alumnos. Situaciones de conflicto que en muchas ocasiones perduran mas allá de las horas de colegio, y subsisten en otros ámbitos sociales y actividades que realizan los niños y jóvenes en los clubes o barrios en los que viven. [i]

Pero no es menos cierto que los docentes, quienes enfrenan situaciones de este tipo, pueden ayudar a prevenir estas conductas por medio de un trabajo enmarcado en dos parámetros básicos: La comprensión del estado emocional del alumno; y el ejercicio de la autoridad.

Así, la tarea docente en general, y especialmente en el nivel secundario, debería trascender el aspecto académico, sino que debería alcanzar también a comprender al alumno, acercarse a su situación personal y familiar, para poder responder a todos esos factores emocionales tan importantes para su felicidad.

Los docentes en general están dispuestos y capacitados para esta tarea, porque la profesión de profesor o maestro, tiene una fuerte carga emocional y la formación científica es buena. No obstante, uno de los problemas es que a los docentes se les suele medir por los resultados académicos de sus alumnos y no por lo que aportan a su crecimiento emocional. Además en la Escuela Secundaria la presión académica es muy importante, y los profesores están desbordados por unos temarios académicos. Como sea, debiera disponerse de un espacio para el desarrollo de tan sensible tarea.

Asimismo, y junto al proceso de acercamiento a la realidad emocional de los alumnos, junto a toda la libertad que se pueda otorgar, debe indefectiblemente ejercerse la autoridad que sea necesaria.

Hoy en día, es fácil que los niños y jóvenes se adapten a un medio social como el de nuestro país, en cual la falta de respeto al cumplimiento de las normas en general esta a la vista de todos, y los docentes se han quedado sin herramientas para hacer cumplir las normas ante teorías psicológicas basadas en no castigar nunca, y en no prohibir.

Habrá que mantener un equilibro. No resulta nocivo y contraproducente para el niño o el joven conozcan los límites de la conducta a seguir, cuando  toda la libertad que es posible otorgar se ha visto superada.

Una de las más importantes pautas de acción que la escuela actual debería ofrecer es la posibilidad de modificar el currículum escolar para  incorporar los contenidos referidos a la Educación en Valores, llegando a convertir esta reflexión en seña de identidad y eje central de los planes institucionales del colegio. Reflexión que debe incluir necesariamente a los docentes. Estos son los verdaderos guías de la clase, los encargados de organizar a los alumnos, de programar las estrategias, de moderar, de ayudar a la regulación de los conflictos y de preparar un motivador y acogedor ambiente de clase.

Por su parte el papel del docente debería incluir como mínimo las cualidades de Autenticidad, no tiene sentido ni utilidad pedagógica que un profesor promulgue actitudes antiviolencia, si su comportamiento en el aula demuestra que no es capaz de aceptar y trabajar por la paz y la convivencia de la misma. De Competencia, es básico que el profesor se forme previamente en las estrategias de regulación de los conflictos. Y de  Consideración, aceptando a los alumnos como personas dignas de todo respeto.

La asimilación y el cumplimiento de todas estas características suponen una modificación de los métodos didácticos y una nueva forma de entender la enseñanza, destinada no sólo a transmitir conocimientos conceptuales, sino también preparada para la formación del desarrollo integral del alumno.

Daniel Olguin.

Fuente: “Detrás de un niño violento o rebelde no siempre hay un problema de salud mental”. Entrevista realizada a la Dra. Inés López-Ibor. En http://www.religion.profes.net/puntovista2.asp?id_contenido=61016.
[i] En instituciones educativas que básicamente reúne a niños y jóvenes de familias que viven en comunidades cerradas (barrios privados y countries), se da la particular situación de que los jóvenes se mantienen en constante contacto aún fuera del ámbito escolar. Trasladando los problemas de convivencia y de violencia desde u hacia los lugares donde viven.
Esta entrada fue publicada en Con el Bullying, Con el conflicto, con la necesidad de Convivir, Con la necesidad de Educar para un mañana distinto., Con la violencia, Convivir, Educar las Emociones, Textos Cátedras 2014. Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Problemas de convivencia en el aula y el indispensable ejercicio de la comprensión y la autoridad por parte del docente.

  1. mariibas dice:

    muy bien me gusto graciias

  2. jack jr. dice:

    muy bien muy bien, me sirvió mucho

  3. pancha dice:

    es siertho

  4. BETO dice:

    Es una buena información sobre los niños , ya se porque son asi

  5. Sofía Lugo. dice:

    Me parece muy útil, y verdadero pero además me sirve mucho para mi: “TRABAJO DE INVESTIGACIÓN.”
    Gracias.

  6. MILAGROS dice:

    gracias me sirvio para mi tarea

  7. candy cipriano dice:

    exelente !!!!

  8. gina paola colorado dice:

    me parece muy interesante este blog y toda la informacion dada desde otro punto de vista en donde se tiene en cuenta la necesidad que tiene el estudiante de aprender a formarse en valores para luego adquirir conocimientos

  9. emily aranda contreras dice:

    eso es bueno para nosotros q somos niños por q es una informacion bueno yo digo de eso q me encanto

  10. jajajajajajaja

  11. jhon jairo dice:

    bien me ayudo

  12. Analía dice:

    Muy bueno, me orientó bastante.

  13. ali dice:

    muy chido

  14. ali dice:

    genial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>