Ser impacientes es perder el tiempo.

Cuando estamos impacientes, es porque no queremos tomarnos el tiempo para aprender la lección que contiene la situación que nos ocupa.

La paciencia está relacionada con estar en paz con el proceso de la vida, en el que todo sucede en la secuencia perfecta de tiempo espacio.

Por lo tanto si no lo estoy realizando ahora, entonces hay algo más que tengo que saber o hacer. Y ser impaciente no acelera la velocidad del proceso, es sólo una pérdida de tiempo.

Así que si estamos impacientes, es conveniente respirar profundamente, y preguntarnos ¿Qué es lo que necesito saber aún?, y luego esperar a recibir toda la ayuda que ya está a nuestro alrededor.

De paso podemos afirmarnos: “Todo esta bien. Tengo todo lo que necesito”.

Piensa bien y saldrá bien!

Fuente: @Louise Hay

Esta entrada fue publicada en Contagiando valores, Convivir, Ser Autónomo., Ser Creativo, Ser libre., Ser tolerante.. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>