Aún en la situación con menos sentido, puedo encontrar algo de sentido.

Dawn Hochsprung era la Directora de la escuela primaria Sandy Hook de Newtown (Connecticut), una pequeña ciudad del noreste de EE.UU., donde el viernes pasado perdieron la vida  20 niños además de 6 adultos, a manos de una persona armada que ingresó a la escuela sorteando las condiciones habituales de seguridad.

La Directora Hoscsprung estaba teniendo una reunión cuando comenzaron los disparos.  Y en lugar de resguardarse del peligro salió hacia dónde provenían, arriesgando deliberadamente su vida, y dándola finalmente para intentar salvar a sus alumnos.

Victoria Soto era maestra del primer grado en la misma escuela y también perdió su vida luego de ocultar a sus alumnos en los armarios y gabinetes, y enfrentar al asesino diciéndole que los niños estaban en el gimnasio.

Ambas docentes, Directora y Maestra, murieron protegiendo a los niños que amaban.

Las noticias acerca de la vida de estas educadoras refieren  que amaban enseñar y tenían devoción por sus familias, sus estudiantes y su escuela.

Seguramente también fueron grandes personas, porque los buenos educadores son buenas personas.

Y sin duda alguna, asimismo también ambas fueron héroes, y las recordaré cada vez que ingrese a un aula a reunirme con mis alumnos.

Daniel Olguin.

Esta entrada fue publicada en Con la necesidad de Educar para un mañana distinto., Contagiando valores, La Vocación -, Los Dilemas Morales, Ser digno, Ser Solidario. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>