El poder de la Visión y la ley de la Atracción

EL PODEROSO PROCESO DE LA VISUALIZACIÓN*

Todos poseemos más poderes y posibilidades de los que somos conscientes y la visualización  es uno de estos grandes poderes.

La razón por la que la visualización es tan poderosa es porque, a medida que creas imágenes en tu mente viéndote con lo que quieres, estás generando pensamientos y sentimientos de tenerlo ahora. La visualización no es más que pensamiento enfocado condensado en imágenes, que crea sentimientos igualmente poderosos. Cuando estás visualizando, estás emitiendo esa potente frecuencia en el Universo. Y la Ley de la atracción captará esa poderosa señal y te devolverá las imágenes, tal como las has visto en tu mente.

Piensa en los inventores y en sus inventos: los hermanos Wright y el avión. George Eastman y el cine. Thomas Edison y la luz eléctrica.  Alexander Graham Bell y el teléfono. La única forma en la que se ha podido inventar o crear algo es que alguien lo haya visto mentalmente. Ellos lo vieron con claridad, y manteniendo esa imagen del resultado final, todas las fuerzas del Universo se unieron para manifestar ese invento en el plano físico, a través de esas personas. Esas personas tenían una fe total en lo invisible y que conocían su poder interior para influir en el Universo y materializar su invento en el plano de lo visible. Su fe y su imaginación han sido lo que ha hecho evolucionar a la humanidad y nosotros disfrutamos todos los días los beneficios de sus mentes creativas.

Puede que estés pensando: «Mi mente no es como la de esos grandes inventores». Puede que pienses: «Ellos pudieron imaginar esas cosas, pero yo no». No puedes estar más lejos de la verdad, no sólo tienes la misma mente, sino mucho más.

Cuando ves la imagen en tu mente, estás adoptando la actitud de tener lo que deseas en el presente. También estás poniendo tu fe y confianza en el Universo, porque te estás enfocando en el resultado final y experimentando cómo lo sientes, sin prestar ninguna atención al «cómo» se producirá.

Tu imagen mental es la de verlo como algo ya realizado. Tus sentimientos lo ven como hecho. Tu mente y todo tú lo ve como algo que ya está sucediendo. Ése es el arte de la visualización. Pero es el sentimiento lo que realmente crea la atracción, no solo la imagen o el pensamiento.

Muchas personas creen: «Si tengo pensamientos positivos o si me visualizo con lo que quiero, eso bastará». Pero si estás haciendo eso sin sentir la abundancia, el amor o la dicha, no estás creando el poder de atracción. Por ejemplo, si te visualizas en el título o carrera  que deseas alcanzar. Sitúate en el lugar del sentimiento de estar realmente ejerciendo esa profesión, oficio, trabajo. No en el de «Desearía ser médico, ingeniero, artista, empresario, o comerciante» o «Algún día tendré ese negocio, esa empresa, esa profesión», porque no es en el presente. Es en el futuro. Y si mantienes ese sentimiento, siempre se manifestará en el futuro.

Todos tenemos el poder de visualizar,  y lo realmente importante es sentirte bien. De practicarlo sentirás entusiasmo por todo este proceso. Estarás eufórico, feliz y en armonía el máximo tiempo posible.

Intentémoslo!


*Fuente: “El secreto”, Rhanda Byrne. “La ley de la atracción dice que lo semejante atrae a lo semejante, así que cuando tienes un pensamiento, también estás atrayendo pensamientos semejantes. Si quieres cambiar algo en tu vida, cambia de frecuencia cambiando tus pensamientos. Tus pensamientos actuales están creando tu vida futura. Aquello en lo que más piensas o te enfocas es lo que se manifestará en tu vida.”
Esta entrada fue publicada en Hábitos de efectividad, La Vocación -. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>