¿Estamos librados de la responsabilidad por nuestros actos en pos de nuestra “Felicidad”?

Personalmente, creo que todo ser humano, en el fondo de su corazón, es capaz de distinguir el bien del mal. … A veces puede ser difícil definir el bien, pero el mal tiene un aroma inconfundible: hasta un niño sabe qué es el olor. Por tanto, cada vez que deliberadamente infligimos dolor a otra persona, sabemos que estamos haciendo. Hacemos el mal. Amos Oz*

Cualquier relación amorosa, buena y duradera con aquello que nos apasiona, sean personas, trabajos, cosas, exige siempre trabajo y dedicacion. Es algo que siempre necesita hacerse de nuevo y rehacerse día a día, hora a hora. Resucitado constantemente, reafirmado, atendendido y que merece ser permanentemente observado desde nuestra preocupación ética, o sea  poniendo atención a la influencia que tienen sobre los demás (especialmente nuestros seres queridos), nuestros actos y decisiones al respecto. 

Vivimos en una actualidad de creciente fragilidad de los vínculos, de la impopularidad de los compromisos a largo plazo, de la división marcada entre derechos y obligaciones, y de la evasión de cualquier obligación que no sea con nosotros mismos.

¡Me debo esto!, ¡me merezco esto otro!, ¿y yo? ¿cuando voy a ser feliz?, ¿cuando voy a pensar en mi? … son algunas de las expresiones mas escuchadas de aquellos que sienten que han pospuesto sus oportunidades y que deben hacer algo al respecto.

Ahora bien, aunque existe un derecho irrenunciable a alcanzar ser felices, creo que vale preguntarnos, ¿Hay relación entre ese pretendido y añorado derecho a nuestra “felicidad”, y el daño a terceros  que puede generar su persecución?. 

¿Nos hemos detenido a pensar en ello,…en la existencia de un daño a un tercero inocente de nuestra insesante búsqueda? 

Ivan Klima** se pregunta: ¿Dónde esta la frontera entre el derecho a la felicidad personal por un nuevo amor por ejemplo, y el egoísmo irresponsable…, ?. Y se contesta: que trazar esta frontera con exactitud puede ser una tarea angustiosa, pero podemos estar seguros de una cosa: se halle la frontera donde se halle, se viola en el momento en que el acto… se declara moralmente indiferente y neutral, de modo que los actores están liberados a priori de la responsabilidad por las consecuencias para el otro de sus actos.

¿Hemos cruzado esa frontera? ¿Nos consideramos neutrales e indiferentes ante el dolor y el daño que producimos?.

Siempre estamos a tiempo de ser responsables y de cultivar preocupación ética por lo que generamos con nuestros actos. Sea para intentar iniciar una nueva relación  que sea verdaderamente buena y duradera por medio del compromiso, para resguardar a nuestros seres queridos de nuestras decisiones personales que puedan dañarlos. Opara en su caso, responder adecuadamente por los daños causados.

Piensa bien y saldrá bien!

DO.

 

Fuente: Zygmunt Barman. El Arte de la Vida. Ed. Paidos 2009. Bs. As.
*Amos Oz. (Jerusalén, 1939) Escritor israelí que en la actualidad está considerado el mejor prosista en lengua hebrea moderna. Cursó estudios en la universidad de Jerusalén y en Oxford, Inglaterra. Tiene el grado de oficial del ejército israelí y es destacado miembro del movimiento Paz Ahora, que aboga por el entendimiento pacífico entre israelíes y palestinos. Vive en un kibbutz, en el que ha desempeñado las más diversas tareas, entre ellas la de dar clases desde 1957 hasta 1973. También ha impartido diversos cursos como profesor invitado en universidades de Estados Unidos.
**Ivan Klíma (Praga, 1931). Narrador y profesor de filología, el checo perseguido por nazis y comunistas, es autor de una rica obra literaria. En su obra “Between Security and Insecutity”, Thames and Hudson, 1999, págs. 60-62.
Esta entrada fue publicada en Amar, con la necesidad de Convivir, Contagiando valores, Ser responsable.. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>