Rigurosidad, Implicancia, Relaciones y Hábitos de efectividad. ¿La educación que reclamamos?

“Trata a un hombre tal como es y seguirá siendo lo que es. Trata a un hombre como puede ser y lo convertirá en algo mejor de lo que es.” Goethe.

Todos los niños son buenos y dentro de cada uno de ellos hay una serie de cualidades a las que debe dar rienda suelta. Todos son importantes y pueden contribuir con algo que merece la pena. En cada niño se pueden encontrar verdaderas cualidades. Muchas de las cuales esperan ser fomentadas. Y todos por supuesto, pueden crecer como personas responsables, afectuosas y compasivas, que respeten al diversidad y que sepan qué hacer cuando tengan que tomar decisiones difíciles.

Asimismo, todos los niños y jóvenes pueden desarrollar la capacidad de líder. Pueden descubrir el líder que llevan dentro y a prepararse para llevar una vida de colaboración y servicio a sus familias, a sus comunidades, a sus lugares de trabajo y al mundo en general.

Para lograrlo, todos, además de profundizar los aspectos académicos de su formación, al mismo tiempo, pueden cultivar la ética del trabajo, la integridad, el tratamiento de los demás, la motivación y el grado de iniciativa. Desarrollar la colaboración, el talento, la creatividad, y la disciplina.

Todos pueden aprender, tanto las materias esenciales, como los temas del siglo XXI (su siglo). Las  Matemáticas, las Ciencias, la Lectura, la Escritura, la Historia, la Geografía, la Salud, las Artes y la Lengua; profundizadas e integradas a temas esenciales del siglo XXI como la gestión financiera, la conciencia global, la economía, y la conciencia cívica.

Y asimismo todos pueden  desarrollar: Aptitudes profesionales y para la vida: liderazgo, ética, responsabilidad, adaptabilidad, productividad personal, aptitudes con las personas, Independencia, Responsabilidad social, Iniciativa, Aptitudes interculturales, Responsabilidad. Aptitudes de aprendizaje e innovación: Juicio crítico, solución de problemas, comunicación, creatividad y colaboración. Y Aptitudes tecnológicas: conocimientos informativos, conocimiento de los medios de comunicación. Gestión de la información.

Todos, sin duda y excepción, pueden alcanzar esa preparación por medio de una Rigurosidad y Profundización del aprendizaje de conocimientos. Con la Relevancia, Implicancia o Aplicación de los conocimientos aprendidos. Los alumnos necesitan una educación que sea rigurosamente académica y al mismo tiempo adecuada al mundo real.[i] Porque la habilidad del estudiante para aplicar el más alto conocimiento recibido posible, en el mundo real debe ser una de las metas de la enseñanza. Y dentro de una Relación de excelencia en el aula y el colegio.

Y la adquisición de hábitos de probados de efectividad, sin duda, ayuda al proceso de formación integral. Hábitos tales como: Ser proactivos. Tomar la iniciativa. Elegir sus propios actos, sus actitudes y estados de ánimo. No culpar a los demás de sus equivocaciones. Hacer lo correcto sin que se lo pidan, incluso cuando nadie los esta mirando. Empezar con un fin en la mente. Planificar y marcar  objetivos. Establecer primero lo primero. Ocuparse de las cosas que son mas importantes. Eso significa que decir “no” a cosas que se sabe que no debería hacer. Marcar prioridades, seguir un plan. Pensar en ganar/ganar. Encontrar el equilibrio para conseguir lo que quieren teniendo en cuenta qué es lo que desean los demás. Procurar primero comprender, y después ser comprendidos. Prestar atención a las ideas y los sentimientos de los demás. Tratar de ver las cosas desde su punto de vista. Escuchar a los demás sin interrumpirles. Ser sinérgicos. Valorar las cualidades de los demás y aprender de ellas. Llevarse bien con los demás, incluso con aquellos que son diferentes a él. Trabajar bien en grupo. Tratar de aceptar las ideas de los demás. Y preparáse constantemente para la acción. Cuidar su cuerpo llevando una alimentación adecuada, haciendo ejercicio y durmiendo bien. Pasar bastante tiempo con su familia y amigos. Aprender cosas de muchas maneras y en muchos lugares, no solo en el colegio. Dedicar tiempo a encontrar formas significativas de ayudar a los demás.

Piensa bien y saldrá bien!

Fuente:
Stephen R.Covey: Los siete hábitos de la gente altamente efectiva. Paidós, 2009.
Stephen R.Covey: El líder interior: cómo transmitir e inspirar los valores que conducen a la grandeza. Paidós, 2009.
Willard R. Daggett: Achieving Academic Excellence through Rigor and Relevante. International Center for Leadership in Education. 2005.

[i] El rigor académico se refiere al aprendizaje en el que los alumnos por medio de la investigación exhaustiva y en profundidad de distintos problemas que se les presentan, demuestran superarlos, desarrollando habilidades cognitivas a través del pensamiento reflexivo, el análisis, resolución de problemas, evaluación, y la creatividad. Se trata de la calidad del pensamiento, no la cantidad. El rigor académico y el aprendizaje riguroso puede ocurrir en cualquier grado escolar y en cualquier tema.
La pertinencia o implicancia se refiere al aprendizaje en el cual los estudiantes aplican los conocimientos básicos, conceptos o habilidades para resolver los problemas en el mundo real. El Aprendizaje relevante es interdisciplinario y contextual. Se crea, por ejemplo, a través de auténticos problemas o simulación de tareas, conectando conceptos a los problemas actuales.
El Rigor sin Relevancia puede permitir que los estudiantes tengan éxito en la escuela, pero el resultado puede ser  un fracaso cuando ya no tienen su estructura y la orientación. Hay estudiantes que les va muy bien en lo académico, sino que parecen ser disfuncionales en el mundo más allá de la escuela. Carecen de la capacidad de aplicar sus conocimientos a situaciones reales.
Las Relaciones describen la conexión emocional, o la falta de conexión, entre las personas. Somos criaturas sociales/emocionales, y reconocemos, respondemos, buscamos y desarrollamos relaciones con otras personas. Las relaciones son una descripción de la naturaleza y la calidad de esas conexiones. Una iniciativa clara de las relaciones puede conducir a la mejora en las conexiones relacionadas con el aprendizaje.

 

Esta entrada fue publicada en Contagiando valores. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Rigurosidad, Implicancia, Relaciones y Hábitos de efectividad. ¿La educación que reclamamos?

  1. Mabel Andazabal Violeta dice:

    Excelente información, este tipo de enseñanza- aprendizaje, es relevante en nuestros estudiantes, tenemos que darle mucho énfasis al rigor académico. Potenciando de esta manera a la formación de ciudadanos críticos, reflexivos, empáticos, con un respeto a la naturaleza y a su prójimo.

  2. Leonor Villagra dice:

    Muy buena información creo que es fundamental que se le den las oportunidades a los estudiantes y educar en el rigor académico formando personas con pensamiento critico reflexivo para construir una sociedad en armonía entre la naturaleza y el ser humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *