El talento y la pasión. Esa es la cuestión!

Es frecuente encontrarse con todo tipo de personas que no disfrutan lo que hacen. Simplemente pasan sus vidas acostumbrándose. No reciben gran placer de lo que hacen. Lo sufren en lugar de disfrutarlo, y esperan que llegue el fin de semana para dejar de hacer lo que no disfrutan.

También se encuentran personas que aman lo que hacen y no se imaginan haciendo otra cosa. Y si les pedimos, que dejen de hacer lo que hacen, se preguntarían de qué se les estamos hablando. Porque no es lo que hacen, es lo que ellos son. Sería una locura para ellos abandonar lo que hacen, porque es lo que habla de su ser más auténtico.

No obstante, esto no es cierto para la mayoría. De hecho, todo lo contrario, se puede considerar que son una minoría.

Puede haber sucedido que de alguna forma, para la mayoría la educación pudo haberlos alejado de sus talentos naturales. Y los recursos humanos son como los recursos naturales; a menudo están enterrados. Tenemos que ir a buscarlos. No están simplemente tirados en la superficie. Tenemos que crear las circunstancias donde ellos surjan por si mismos. Y podemos imaginar que la educación sería la forma en que eso suceda. Pero muy a menudo, no lo es.

Puede ser también que damos muchas cosas por sentadas que no son ciertas.

Un primer ejemplo: La idea de “linealidad”, que se inicia aquí, y vas a través de un trayecto, y si haces todo bien, terminarás establecido para el resto de su vida. Y probablemente el pináculo de la educación es entrar a la universidad.

Parece que estamos obsesionados con hacer que la gente entre a la universidad, ciertos tipos de universidad. No quiero decir que no deban ir a la universidad, pero no todos necesitan ir, y no todos necesitan ir ahora. Tal vez van más tarde, no de inmediato. Las comunidades humanas, cada vez más dependen de una diversidad de talento, no una concepción única de la capacidad. Y esta cuestión de la “linealidad” es un problema.

Segundo ejemplo: la idea de que el talento es propiedad exclusiva de un puñado de privilegiados. Y esto es terminantemente falso.

Todos tenemos talento. El talento humano es tremendamente diverso. Las personas tienen aptitudes muy diferentes. Pero parecería que la mayoría de adultos no tienen ni idea de cuáles son sus talentos, que dedican sus vidas a trabajos que quizás les parecen interesantes, pero no sienten pasión.

El talento tiene que ver con descubrir aptitudes naturales y alentarlas activamente.

 Pero no sólo es eso. A menudo, las personas son buenas en cosas que realmente no les importa.

Se trata también de la pasión.

Se trata de la pasión y de lo que entusiasma nuestro espíritu y nuestra energía. Si estás haciendo lo que amas, aquello en lo que eres bueno, el tiempo toma un curso totalmente diferente. Si estás haciendo algo que te gusta, una hora se siente como cinco minutos. Y si estás haciendo algo que no se identifica con tu espíritu, cinco minutos se siente como una hora.

Por ello no es sólo el talento natural lo que nos impulsa hacia el éxito personal.

Lo que nos ayuda es una delicada interacción entre talento, pasión, actitud y oportunidad que nos llevan a alcanzar nuestros niveles más altos de éxito y nos proporcionan un significado y un propósito.

 

¿Que talentos posees?

¿Que actividades te apasionan?

¿A cuales le dedicas mas tiempo y dedicación?

¿Que significado tienen para vos Actitud y oportunidad?

Texto extraído de conferencia de Ken Robinson. Experto internacional en el desarrollo de creatividad, innovación y recursos humanos aplicados al mundo de los negocios. Lidera un replanteamiento radical de nuestros sistemas escolares, para cultivar la creatividad y reconocer varios tipos de inteligencia. Sir Robinson es asesor principal del Presidente del J. Paul Getty Trust en Los Ángeles. En 2003 fue nombrado caballero por la Reina de Inglaterra por sus servicios al Arte. Antes de trasladarse a EE.UU., fue votado como “Business Speaker” del año 2003 por más de 200 compañías europeas globales. En 1998 fue designado Ministro de Educación y Empleo para dirigir la mayor investigación gubernamental sobre creatividad y economía. El informe resultante, con el título oficial de Todos nuestros futuros: La Cultura de la Creatividad y la Educación (más conocido popularmente como _“El Informe Robinson”) fue publicado por la Secretaría de Estado Británica en Julio de 1999. De tremenda repercusión, la sección financiera del Financial Times publicó lo siguiente: “Este informe debería llevar a la acción a todo Director General y de Recursos Humanos del país. Pone sobre el tapete algunos de los asuntos más serios y relevantes que afectarán a los negocios en el próximo siglo”. La visión y experiencia de Ken es altamente solicitada por las organizaciones públicas y privadas de todo el mundo y por un gran espectro de gobiernos, entre los que se incluyen Gran Bretaña, Irlanda del Norte, Singapur y Hong Kong.
Esta entrada fue publicada en La Vocación -, Ser Creativo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *