Ser impecable con nuestras palabras .

“Si lo que vas a decir no es más bello que el silencio, no lo digas.”

Ello es ser impecable con nuestras palabras. Que resulta ser un hábito sumamente poderoso.

Las palabras no son sólo sonidos o símbolos escritos. Son una fuerza. Una acción. Un hacer. Constituyen el poder que tenemos, para ademas de expresar y comunicar, crear los acontecimientos de nuestra  vida. Nuestra intención se pone de manifiesto a través de las palabras.

No obstante, incorporar el hábito de ser impecable con nuestras palabras puede ser difícil porque hemos aprendido, en nuestros espacios de convivencia donde nos hemos ido trasnformando en seres humanos adultos, a hacer precisamente todo lo contrario.

Frecuentemente empleamos el poder de las palabras de un modo erróneo. Las usamos para maldecir, para culpar, reprochar, y destruir. Y las usamos por supuesto también para maldecirnos, culparnos, reprocharnos, y destruirnos.

Por lo general, empleamos las palabras para expresar rabia, celos, envidia y odio. Asimismo, hacemos de la mentira un hábito al comunicarnos con los demás, y aún mas importante, al hablar con nosotros mismos.

Consideremos nuestras relaciones diarias. ¿Cuántas veces utilizamos las palabras para contar chismes?. Hemos escuchado chismorrear sin parar y expresar abiertamente opiniones sobre otras personas. Incluso personas desconocidas. Y nosotros aprendimos que esa era la manera normal de comunicarse.

Si comparamos la mente humana con una computadora, contar chismes es comparable a un virus informático, que no es más que un programa escrito en el mismo lenguaje que los demás, pero con una intención dañina. El virus se introduce cuando menos nos lo esperamos, y en la mayoría de los casos, sin que ni siquiera nos demos cuenta. Y una vez que se ha introducido, nuestra computadora no funciona muy bien o no funciona en absoluto, porque toda la información que posee se confunde y hay tal cantidad de mensajes contradictorios que resulta imposible obtener resultados satisfactorios. Pero dado que hemos aprendido a ingerir información desde niños, parte de nosotros cree el chisme. 

Aún peores son los «piratas informáticos», que extienden el virus intencionadamente. Seguramente recordamos alguna ocasión en la que nosotros mismos (o alguien que conocemos) estábamos furiosos con otra persona y deseábamos vengarnos de ella. Para hacerlo, le dijimos algo con la intención de que se sintiera mal consigo misma. Entonces, nos mentimos a nosotros mismos y nos decimos que la persona en cuestión recibió un justo castigo por su maldad. ¡Cuidado! cuando contemplamos el mundo a través de un virus informático, resulta fácil justificar incluso el comportamiento más cruel.

Es necesario que comprendamos lo que son las palabras y lo que hacen. Y que seamos conscientes de que el mal uso de nuestras palabras nos hace caer más y más bajo.

 si somos impecables con nuestras palabras, veremos cuántos cambios ocurren en nuestra vida.

En primer lugar, cambios en nuestra manera de tratarnos a nosostros mismos y luego en nuestra forma de tratar a otras personas, especialmente aquellas a las que más queremos.

Si somos impecables con nuestras palabras, cualquier mal pensamiento acabará por desaparecer de nuestra mente y dejaremos de transmitirlo en nuestras relaciones personales, incluso con nuestro perro o nuestro gato.

A su vez, la impecabilidad de nuestras palabras también nos proporcionará inmunidad frente a cualquier persona que nos lance un chismeSolamente recibiremos una idea negativa si nuestra mente es un campo fértil para ella.

Seamos impecables con nuestras palabras. Utilicemos nuestras palabras apropiadamente empezando por nosotros mismos.

Ser impecable con nuestras palabras. También es una elección.

Piensa bien y saldrá bien!

Fuente:  “LOS CUATRO ACUERDOS – libro sobre la Sabiduría Tolteca” del Dr. Miquel Ruiz.

Esta entrada fue publicada en Con el cambio., con la necesidad de Convivir, Hábitos de efectividad. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Ser impecable con nuestras palabras .

  1. paula andrea bocachica dice:

    me gusto por que dice la verdad de lo que hacemos también el texto estaba bien redactado

  2. Etelbina vasquez dice:

    Me encanta la pagina y me gusta mucho leer y aprender a ser la diferencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>