Aun en la pandemia, mientras tanto elegimos como vivir.

“Cuando ya no tenemos posibilidad de cambiar una situación, tenemos el desafío de cambiarnos a nosotros mismos” (Viktor Frankl)

Nuestra vida “se hace” mientras tanto hacemos lo que hacemos viviendo y para vivir.

Mientras tanto elegimos que hacer y que no ante lo que nos sucede. Así, elegimos hacer aquello que nos conviene o elegimos mantener la expectativa de que algo suceda, de sentarnos a esperarlo, aparente sin hacer nada. Pero siempre elegimos aunque no seamos totalmente conscientes de ello.

Es más, siempre estaremos eligiendo qué hacer aún cuando nos ocurren cosas sobre las que creemos no tener elección, o cuando ya no tenemos posibilidad de cambiar una situación como la pandemia actual y sus consecuencias sobre nuestras vidas habituales.

En ese panorama sin opciones, tenemos sin embargo, la opción de convertirnos, de cambiarnos a nosotros mismos. Y, en consecuencia, de actuar como nunca antes lo habríamos hecho.

Ese es nuestro desafío actual.

Lo cierto es que tenemos los pinceles y los colores, para pintar el paraíso y entrar en él”, dice Nikos Kazantzakis. Por lo tanto, si queremos y tenemos el valor de intentarlo, podremos podemos contarnos nuestra historia y podemos vivir en ella cambiándonos a nosotros mismos, aun ciunado no hay opciones aparentes.

Y todo, mientras tanto vivimos,…ni más ni menos

Piensa bien y sadrá bien!

D.O.


Esta entrada fue publicada en La Vocación -, Ser libre., Textos Cátedras 2014, Trabajo y Ciudadanía 2014. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *