El camino de la felicidad

“Cada uno de nosotros cumple su misión usando sus capacidades y talentos únicos”[i]

En un restaurante, había un padre, una madre y un niño de unos doce años preparados para cenar. El padre le dijo al pequeño: Bébete el jugo de tomate. Y el niño le contestó que no quería hacerlo. Entonces el padre, en voz más alta, le ordenó: ¡Bébete el jugo de tomate!; Entonces intervino la madre diciéndole a su esposo que no obligue al niño a tomar el jugo, si no quiere. El padre la miró y le contestó: ¡No puede ir por la vida haciendo lo que quiera! ¡Si hace sólo lo que quiere hacer, está muerto!. Y agregó: ¡Mírame a mí! ¡Nunca he hecho nada que haya querido hacer en toda mi vida!.

He ahí un hombre que nunca siguió el camino de su felicidad” dice Joseph Campbell en su libro “El Poder del Mito”. Ese es el hombre que nunca siguió el dictado de su corazón, afirma también.

Pudo haber tenido éxito en la vida, pero luego en algún momento se encontró pensando qué clase de vida ha sido la que tuvo. Y entonces llega a la conclusión de que de nada ha servido si nunca hizo lo que quiso hacer. Lo que debía hacer.

Continuamente tenemos experiencias que pueden guiarnos. Pequeñas intuiciones de donde está el camino a nuestra felicidad y es preciso aferrarse a ellas. Cuando tengamos una señal de este tipo, que indique de alguna forma por donde ir, no deberíamos soltarla.

Estemos atentos, abiertos, a identificar esos indicios. Cuando estamos siguiendo nuestro camino percibimos la sensación de que nos ayudan manos invisibles. Que nos empujan. Que nos abren las puertas necesarias. Nos estaremos colocando en un sendero que, en realidad, ha estado allí todo el tiempo, esperándonos.

Y sentimos, en todo nuestro ser mas físico, que la vida que deberíamos estar viviendo es la que estamos viviendo.

Estemos atentos a las señales de nuestro corazón.

Piensa bien y saldrá bien!

D.O.

Joseph Campbell. (1904-1987) Orador, historiador de las religiones filósofo, famoso sobre todo por sus estudios de las religiones y de mitologia comparada. Campbell, luego de haber abandonado su tesis doctoral, debido a estar en desacuerdo con la línea rígida del mundo académico, se retiró a su cabaña leer todo la literatura existente sobre los mitos y  comenzar su carrera docente en 1934 en el Sarah Lawrence College, Sarah Lawrence Collage  prestigiosa Facultad de Bellas Artes y Humanidades ubicada en la ciudad de Bronxville, Estado de Nueva Cork, Estados Unidos, donde permanecerá por treinta y ocho años. La obra de Campbell inspiró muchos de los grandes mitos creados por el cine: La Guerra de las Galaxias, El Rey León, El señor de los anillos, Superman, Batman, Matrix.

George Lucas , para crear el universo mítico y filosófico de Star Wars, siguió las enseñanzas de  Joseph Campbell quien descubrió que existe un esquema común a todas las narraciones heroicas. de todas las culturas y los tiempos.

Esta entrada fue publicada en Con el cambio., Convivir, La Vocación -, Ser libre.. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *