HACEDOR ÉTICAMENTE PREOCUPADO.

Mis distintos haceres, y especialmente  el de hacer de abogado, incluyen necesariamente  una preocupación Ética. Es decir, que como abogado, una apropiada defensa legal de mi parte intenta atender las consecuencias de las acciones legales que se lleven a cabo sobre el bienestar de todas las personas involucradas en el conflicto.

D.O.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *