El hacer de abogado con preocupación ética.

El hacer del abogado, debe tender a la mejor defensa de los intereses de las personas que solicitan sus servicios profesionales, por medio de soluciones adecuadas, integrales y definitivas.

No obstante, tal hacer, sea desde el simple asesoramiento, hasta la más complicada  representación judicial, debe incluir, necesariamente Preocupación Ética.

O sea, la más apropiada defensa técnica legal debe comprender siempre la preocupación por las consecuencias, sobre el bienestar de todas las personas involucradas en el conflicto, de las acciones profesionales asumidas y  llevadas  cabo.

D.O.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>